Publicidad

Alitas y Cerveza

Leonardo Pandolfo, fiel seguidor del tenis, el béisbol y sobre todo del baloncesto y el fútbol americano.

ir a la lista de Blogs

Grandes Ligas

Bumgarner lleva a la escuela a Kershaw

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

FOTO: AFP

Durante la temporada regular Clayton Kershaw encandiló a los aficionados y expertos en el béisbol de las Grandes Ligas (MLB por sus siglas en inglés) con una brillante actuación. El zurdo de los Dodgers sumó 21 victorias y solo perdió tres partidos. Permitió menos de dos carreras por cada nueve entradas que lanzó (1.77 para ser exactos) un excelente indicador de efectividad, el mejor en todas las grandes ligas. De hecho fue el único que promedió menos de dos carreras en esta estadística.

Estos números —que dejan claro que es uno de los mejores lanzadores en la historia de la MLB— le van a significar ganar el Cy Young y probablemente también el premio al jugador más valioso de la Liga Nacional con todo merecimiento.

Lo que salva a Kershaw es que estos premios se otorgan por el desempeño individual a lo largo de la temporada regular, sin importar lo que hagan en postemporada.

La brillantez de Kershaw parece tener un período de tiempo establecido: de marzo a setiembre, porque cuando llega el momento de definición, el zurdo se cae estrepitosamente.

En algunas ocasiones por un fallo personal o por una mala decisión del manager, que lo dejó en la lomita más tiempo del que debía por la sencilla razón de que es una súper estrella y confía en que se levante rápido pese a estar contra las cuerdas y a punto de desplomarse, pero lo cierto del caso es que por segundo año consecutivo Kershaw deja un mal sabor de boca en los playoffs.

Los Dodgers han tenido grandes equipos en los últimos años y tanto en la postemporada del 2013 como en la presente, se han quedado cortos y las malas actuaciones de Kershaw han sido el común denominador para que no lleguen ni siquiera a la Serie Mundial.

Todo lo contrario sucede con Madison Bumgarner que también es zurdo, también es miembro de un equipo ganador y también pertenece a la Liga Nacional.

El lanzador de los Gigantes no tiene números tan espectaculares en la temporada regular —18 victorias y 10 derrotas, efectividad de 2.98 pero jugó seis partidos más que Kershaw— pero cuando llega la postemporada, es probablemente el pitcher más confiable que existe hoy por hoy en la MLB.

La efectividad de Bumgarner en octubre es espectacular. En estos playoffs el zurdo impuso un récord al sumar 25 entradas sin permitir carreras jugando como visitante en juegos de postemporada.

Pero no solo por esta marca histórica es que Bumgarner se roba los aplausos cuando llega octubre. En el juego de comodines lanzó las nueve entradas y blanqueó como visitante a los Piratas, uno de los equipos más fuertes de local.

De nada sirven las 20 victorias que puede asegurarle Kershaw en temporada regular si en la postemporada —cuando evidentemente será el lanzador que más partidos abra desde la lomita— se cae y borra el trabajo de todo el equipo a los largo de 162 juegos.

En la MLB un equipo como los Dodgers no puede darse el lujo de perder con su mejor lanzador en el mes de octubre, cuando más se necesitan esos triunfos ante equipos curtidos como los Cardinals o los Gigantes.

Por eso, si yo fuera el gerente de un equipo —o en un videojuego inicio una temporada con la posibilidad de elegir a mis jugadores mediante un Fantasy Draft— elegiría a ojos cerrados a Madison Bumgarner como mi As de la rotación de abridores.

Kershaw debe superar ese síndrome de malas postemporadas que han padecido otros grandes deportistas como Peyton Manning en la NFL. Pero al menos Manning ha llegado a tres Super Bowl y ganó un anillo de campeón.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One: