Publicidad

Alitas y Cerveza

Leonardo Pandolfo, fiel seguidor del tenis, el béisbol y sobre todo del baloncesto y el fútbol americano.

ir a la lista de Blogs

Medias Rojas

Otra jornada extraordinaria de un equipo muy ordinario

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

FOTO: AP

En menos de una década los Medias Rojas de Boston lograron escribir dos de las páginas más extraordinarias en la historia de las Grandes Ligas.

La primera fue en 2004, cuando Boston logró hacer lo que ninguna franquicia en la historia del deporte norteamericano había conseguido. Remontar una serie de postemporada que perdían 0-3 ganando los últimos cuatro juegos.

Solo esa hazaña es lo suficientemente grande como para ser recordada, pero si le agregamos que esa serie fue ante los poderosos Yankees de Nueva York (que ganaron 101 juegos en la temporada regular) con una constelación de estrellas compuesta por Mike Mussina, Orlando "El Duque" Hernández, Jorge Posada, Jason Giambi, Derek Jeter, Alex Rodríguez, Bernie Williams y Gary Sheffield; eso hace más grande la proeza.

En ese momento los Medias Rojas era un equipo sin grandes figuras, con la excepción de sus dos lanzadores estelares Pedro Martínez y Curt Schilling y el jardinero izquierdo Manny Ramírez. Además era manejado por un entrenador con poca experiencia en Playoffs como Ferry Francota.

Nueve años más tarde el equipo de Boston vuelve a protagonizar una postemporda para el recuerdo.

En 2012 el equipo termina la temporada regular en el último lugar de su división, con un récord perdedor de 69 victorias y 93 derrotas. Para esa campaña se tenían altas expectativas de este equipo, que contaba con grandes jugadores que terminaron saliendo del equipo a mitad de campaña por su bajo rendimiento.

Para el 2013 la dirigencia hizo los ajustes necesarios, empezando por el manager y reduciendo el costo de su planilla, fichando a agentes libres de bajo perfil.

Esto, sumado a las barbas, hizo que el equipo realizara el mejor regreso en la historia de las grandes ligas pasando en una temporada de tener un porcentaje de victorias de .426 a ser los campeones en la siguiente campaña. Además Boston fue apenas el segundo equipo en ganar el título luego de haber terminado el año anterior en el sótano de su división.

Los Medias Rojas demuestran que no siempre el dinero y las contrataciones multimillonarias son la fórmula para tener éxito en el deporte.

En este equipo no hay un Albert Pujols o un Derek Jeter, en los Medias Rojas está Mike Napoli, un barbudo con pinta de leñador que es amigo de una famosa actriz porno y que el día del festejo del campeonato salió en varias fotos sin camisa en diferentes bares y que salió caminando de uno de ellos fumandose un cigarro.

Este equipo no celebró en una gran carroza, sino que metieron más de 20 vehículos/botes al Fenway Park y de ahí salieron por las calles de la ciudad y en algunos lagos de la ciudad.

Tal vez los Medias Rojas no tengan mucha clase para algunas cosas, pero a la hora de jugar pelota saben como hacerlo gracias a la gran inspiración que encuentran en aspectos como batallas casi perdidas o golpes emocionales que recibió su ciudad como los atentados de la Maratón de Boston en el presente año.

B Strong (ser fuertes) fue su lema y lo hicieron respetar en una postemporada de lujo dedicada a la ciudad de Boston.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One: