Publicidad

Comer goles sirve para adelgazar

Ayer manudos y morados salieron del apuro, pero, igual que con las papas fritas, no pueden darse ese "lujo" todos los días.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

No sé quién inventó eso de “comerse goles”; mucho menos cómo se preparan.

Después de ver a la Liga y Saprissa en el arranque del torneo sospecho que hay mil formas de hacerlo. Algo así como con las papas. Pueden ser asadas, rellenas, en puré, fritas, a la mantequilla, cocidas al vapor, en picadillo o enteras... De cabeza, sin marca y frente al marco; con el guardameta casi vencido después de un rebote; en un mano a mano con ventaja o en el intento por “cucharear” la pelota (otro término culinario).

Ayer manudos y morados salieron del apuro, pero, igual que con las papas fritas, no pueden darse ese “lujo” todos los días; menos si en la parte baja hay fisuras (no digo “frituras”) que aumentan la necesidad de gol a favor, como en el caso morado.

Lo curioso es que comerse los goles no engorda a nadie; adelgaza a los frustrados técnicos. ¿Ellos qué pueden hacer?

Antonio Alfaro/Director

analfaro@aldia.co.cr

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One: