Publicidad

El Chino Li es ‘inocente’

Una vez pasados los abrazos y las lágrimas, parece que la hazaña se dio pese al ‘Chino’.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Redacción

Los dirigentes tienen algo en común con los diputados y los árbitros: los tres son culpables hasta que demuestren lo contrario.

Si todo sale mal, es por culpa de ellos; si todo sale bien, es pese a ellos: nunca gracias a ellos.

Por ahí anda la historia con Eduardo Li y compañía. Una vez pasados los abrazos y las lágrimas, parece que la hazaña se dio pese al ‘Chino’.

Ciertamente los goles son de los jugadores, los paradones de Navas y los planteamientos de Pinto, pero algún mérito tienen el jerarca y su gente. Solo aguantar al técnico cuando la afición pedía su salida o cuando Pinto se vuelve insoportablemente meticuloso tiene su mérito. Darle a la Sele lo necesario tampoco es poca cosa.

Si tan mezquinos somos de no reconocerlo, al menos aquello de culpable hasta que se demuestre lo contrario ya está saldado.

Antonio Alfaro/Director

analfaro@aldia.co.cr

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One: