Publicidad

John O’Shea (izq) festeja con dos de sus compañeros la anotación del empate, mientras que Jerome Boateng (17) mira al suelo desilusionado.

Publicidad