Publicidad

 Las graderías no lucieron tan abarrotadas como  en torneos anteriores.

Publicidad