Publicidad

Miembros de la policía estadounidense durante el operativo en el que capturaron al sospechoso del atentando en Boston, Dzhokhar Tsarnaev.

Publicidad