Publicidad

 Pablo Naranjo demostró en los descensos  un ritmo constante. El corredor lidió con un trayecto angosto y con presencia de vehículos

Publicidad