Publicidad

Un par de atletas, bastante particulares, aguardan por la salida de la carrera de relevos al Puerto.

Publicidad