Publicidad

Atrás quedó San José, conforme pasaron los kilómetros el paisaje alrededor, cambió para los participantes de la carrera de relevos al Puerto.

Publicidad