Publicidad

Baldazos

Eduardo Baldares, narra fútbol, béisbol, baloncesto y transmitiría ping pong con tal de relatar, su gran pasión...

ir a la lista de Blogs

Una gota plateada se desliza por la mejilla del futbol tico, sea cual fuere el descendido.

Chau, puerto, chau

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

FOTO: Carlos Borbón

Ya fuese el caribeño o el del Pacífico, uno de los dos puertos se despedirá mañana de la Primera División, para hundirse en las profundas aguas de la Segunda División, de donde cuesta tanto emerger.

De hecho, el histórico Municipal Puntarenas, único campeón de la provincia alargada, se fue para nunca más volver, absorbido por un agujero negro que lo mandó para otra dimensión.

Y la nostalgia nos invade, al recordar cuánto alegró aquel equipo la primera categoría, con su sabor, su comparsa, su ambiente de carnaval, dentro y fuera de la Olla Mágica. Cómo olvidar el momento cumbre de 1986, cuando coronó con una cereza la mejor campaña de su historia. ¡Cómo olvidar a sus grandes ídolos, comenzando por el "Pistón" Velásquez padre y su dinastía de "Pistoncillos", Carlos, Tomás y Rolando!

¡Cómo olvidar a porterazos como Didier Gutiérrez y Hermidio Barrantes, y a grandes jugadores como Alfonso Estupiñán, "Cebolla" Gutiérrez, "Guguie" Ulate, Johnny Alvarado, "Sardina" García, Carlos Toppings, Luis Enrique Galagarza, Luis Diego Arnáez, Javier Astúa, entre tantos otros!

Cómo olvidar a uno de los mejores extranjeros que pisó gramas costarricenses, el brasileño Kléber Ponce. ¡Cómo olvidar la contribución de Leoni Flores para clasificar al primer mundial de Costa Rica, Italia 90!

También duele por el once naranja y negro, campeón centroamericano, dos veces subcampeón nacional, catapulta donde se lanzaron al estrellato local figuras de los equipos grandes que hoy destellan, como José Miguel Cubero y Yendrick Ruiz (Herediano), Porfirio López, Kevin Sancho y Johan Venegas (Alajuelense), Daniel Colindres (Saprissa), solo por citar unos cuantos.

Y ni qué decir de Limón, quizás la más prolífica cantera del país, con presencia en todas las gestas futbolísticas de Costa Rica...

Los Angeles 84... El golazo de Enrique Rivers a Walter Zenga, Costa Rica 1 – Italia (campeona mundial) 0. Italia 90... Roy Myers "maradoneando" entre brasileños hasta que Alemao lo bajó con falta... Corea-Japón 2002... El liderazgo de Reynaldo Parks en las eliminatorias, el gol de Winston Parks contra Turquía, el talento de Paulo César Wanchope, de pura sangre limonense, con el ADN del "Huracán" Wanchope, aquel portentoso delantero que saltó del Caribe a la Ciudad de las Flores para sembrar una semilla imperecedera... Alemania 2006... El pináculo de "Chope", con su doblete contra los anfitriones, la zurda dorada de Kurt Bernard...

¿Cuál equipo tradicional no cuenta con ídolos legendarios provenientes de Limón? ¡Ninguno! (Vaughns en Cartaginés, Cayasso en la Liga y Saprissa, Wanchope en Heredia, y un etcétera infinito).

Chau, puerto, chau. Una gota plateada se desliza por la mejilla del futbol tico, sea cual fuere el descendido.

[Columna publicada en la edición impresa de Al Día el 22 de abril de 2014]

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Archivo