Publicidad

Baldazos

Eduardo Baldares, narra fútbol, béisbol, baloncesto y transmitiría ping pong con tal de relatar, su gran pasión...

ir a la lista de Blogs

Futbol nacional

De León a las selecciones menores

FOTO: Archivo

Hay un ojo de tigre consagrado para cazar talentos. Y está en Costa Rica.

De nacionalidad uruguaya, Orlando de León Catalurda está hecho a la medida para dirigir selecciones menores.

Supimos de buena fuente que la Fedefútbol se ha comunicado con él y eso nos complace, pero falta rubricar la decisión.

De concretarse -¡ojalá!-, sería un justo premio para el veterano no de mil batallas, porque lleva más de 2.000 partidos dirigidos en el área de Concacaf, además de una magnífica contratación para Costa Rica.

Desde que llegó al país, en 1972, demostró al mando de Ramonense de qué estaba hecho. Hizo protagonistas a los poetas y le faltó poquito para consagrarse campeón.

De hecho, solo le falta la cereza del título de primera división en Costa Rica, que se le escabulló por segundos a cargo de su querido "Team" florense.

Triunfador y récord mundial

Sin embargo, sí se consagró campeón de primera con el Galicia venezolano, FAS de El Salvador y con los chapines Xelajú y Galcasa. Además, fue medallista de oro de Juegos Centroamericanos como seleccionador de Guatemala.

Llaman la atención sus logros con el Galcasa, al que no solo campeonizó en primera división, sino que lo ascendió desde la segunda categoría.

También dirigió al Cúcuta de Colombia, Maldonado de Uruguay y al Aucas de Venezuela, pero es en Costa Rica y Guatemala donde obtiene el reconocimiento mundial por parte de FIFA, al conseguir un récord sin parangón...

De León consiguió dos ascensos a la liga superior chapina y cinco más en Costa Rica, con Ramonense (2), Guanacasteca, Santa Bárbara y Carmelita. ¡Siete en total!

Falta lo mejor

Sin embargo, lo mejor de su currículum no se estampa en las estadísticas ni en los álbumes.

Lo mejor de su repertorio es su ojo de tigre. Ese que le permite detectar talentos "debajo de las piedras".

De ahí que sus equipos siempre sean protagonistas y difíciles de doblegar, aún con los presupuestos más modestos de la liga donde esté.

¿Cómo hace? Armando equipos "de la nada", como aquel "kinder" del 91, con Herediano, que dos años después levantó la copa 21. Allí pulió a José Francisco Porras, Mauricio Solís, Kenneth Paniagua, Eusebio Montero y Orlando Sibaja, entre otros. Así siempre ha hecho. Esté donde esté.

Por si fuera poco, es un estratega consumado. Con un ojo para la táctica privilegiado. Y su garra charrúa la transforma en infusiones de coraje para sus pupilos.

Para muestra, la última temporada con Carmelita.

Antes de ser despedido, presuntamente por no aceptar imposiciones externas en las alineaciones, el equipo de la barriada alajuelense peleaba con los grandes por entrar a zona de clasificación.

¿Cómo? ¡Parecía imposible, con la planilla más humilde de la categoría! Tras ser cesado, Carmelita se hundió, se olvidó de ganar, hilvanó derrota tras derrota y poco le faltó para entrar en problemas de descenso.

Ese es don Orlando De León Catalurda. Ojalá, próximo comandante en jefe de una selección menor costarricense.

Archivo