Publicidad

Baldazos

Eduardo Baldares, narra fútbol, béisbol, baloncesto y transmitiría ping pong con tal de relatar, su gran pasión...

ir a la lista de Blogs

Saprissa

¿Fuera Rónald?

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Una vez más, Saprissa resintió la falta de un típico centro delantero. Falto de ideas y con la presión reventándole las sienes, optó por la medida típica del desesperado, el centro a la olla, medida que permitió el lucimiento de los especialistas defensivos del Pérez Zeledón: Roberth Arias y Michael Rodríguez.

Entonces, ¡de nuevo!, brilló por su ausencia el delantero Cristian Lagos, el mejor cabeceador autóctono, el némesis del "Mambo" por los títulos de goleo, exiliado al país que tiene tan buen hockey sobre césped como mal futbol, la India. Nunca fue del agrado del timonel y la directiva le dio gusto. El resultado es evidente. En la semifinal del Invierno, contra la Liga, Saprissa terminó peloteándole al zaguero Kendall Waston, improvisado de delantero. Y, más recientemente, lo del domingo. Patético. Lógico, un amplio sector de la afición, hastiado y exasperado, se fusionó en ensordecedor "¡fuera Ronald!".

¿Debe escuchar Horizonte Morado el clamor de la tribuna?

Vamos por partes. El momento clave para tomar decisiones tajantes fue recién eliminado. Entonces, la directiva debió ser contundente: "No tenemos sacar la chequera para contratar a un delantero carísimo, porque tenemos la ficha de Cristian Lagos, un goleador comprobado".

Si el DT decía que no, entonces le decían "ciao". Ahí estaban Mauricio Wright y el propio Jeaustin Campos como alternativas, con unas cuantas semanas de tiempo para cambiar el "chip". Sin embargo, ahora es tarde. Horizonte Morado respaldó al entrenador y se deshizo de Lagos. Ha gastado a manos llenas y ha contratado buenas figuras, pero no necesariamente donde más lo necesita: lateral izquierda y ataque central. Hoy día, con el certamen comenzado, sería ilógico despedir a González, pese al pésimo arranque veraniego.

Se debe reconocer que Saprissa presentó numerosas bajas en defensa, y es de esperar que mejore con la presencia de la nuevas contrataciones y los recuperados. Si fuese echado hoy, el técnico podría aducir, con razón, que no tuvo las mismas herramientas que su reemplazante.

Empero, cierto es que la espada del despido pende sobre el cuello de González, porque la afición ya le perdió la paciencia. Y eso que ha sido mucho más benévola con él que con su antecesor, Daniel Casas, quien había terminado segundo en fase regular, logro que nunca consiguió Ronald, dos veces tercero. Pero si no mejora sustancialmente, en lo que se insertan esas figuras y el campeonato avanza podría ser la primera cabeza que ruede.

Y, ahora sí, la contestación: ¿Fuera Ronald? No... todavía.

[Columna publicada en la versión impresa del martes 14 de enero del 2013]

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Archivo