Publicidad

Baldazos

Eduardo Baldares, narra fútbol, béisbol, baloncesto y transmitiría ping pong con tal de relatar, su gran pasión...

ir a la lista de Blogs

Futbol nacional

Que el arbitraje mejore... ¡Te lo pedimos, Señor!

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

FOTO: Archivo

No es que dejen los pelos en el alambre. Qué va. Ojalá fuera así. ¡Es que se destapan el cráneo! ¡Se tuestan los sesos! Solo en las instancias finales, las decisivas, cuando no se puede pestañear... Los árbitros parece que dirigen con los ojos cerrados.

Despedazan las ilusiones de semifinalistas y/o finalistas perjudicados.

Además, ponen lunares corrosivos en los trofeos de los vencedores. Porque siempre sabrá menos un título salpicado de polémica que otro obtenido sin resquicio para dudas, en buena lid.Por eso, valga la ocasión para aplaudir una de esas excepciones que confirma la regla: la actuación de Walter Quesada en el partido de vuelta de la final del Invierno 2013, entre la Liga y Herediano. Porque así como se le ha criticado cuando falla, también es justo reconocer cuando se luce.

Pero, volvamos a los sucesos predominantes...Los morados, que todavía rabian aquella mano impune de Villalobos Chan en Tibás, y el gol anulado a Ariel Rodríguez ante Cartaginés, en el pasado Verano, hoy repudian la reciente anotación invalidada a Umaña, contra la Liga, pero en su momento también fueron favorecidos. Recordemos, por ejemplo, aquel inexistente penal de Daniel Alvarado sobre Gerald Drummond, contra Pérez Zeledón, que les permitió clasificarse a una final y, luego, proclamarse campeones.

Hace pocos días, los manudos lloraban el descarado codazo de Dave Myrie a Johan Venegas, ¡sin castigo!, en las barbas del cuarto árbitro, pero les da “amnesia” recordar la mano de Gabas en la final del Invierno 2010, o el gol en fuera de juego de Sarvas, un año después, acciones claves para celebrar dos títulos.Ese par de yerros llenaron piscinas de lágrimas rojiamarillas, pero bien que los florenses celebraron el Verano 2013, tras aquella infausta noche para Cartaginés, cuando Carlos Johnson fue amonestado por darle un “cejazo” sangriento en el codo al “Chucky” Gómez, y, en cambio, Villalobos Chan fue expulsado tras un choque que, analizadas 1.249 repeticiones, aún deja dudas.

Quizás los más llorones somos los brumosos, pero, seamos sinceros, en el partido previo frente al “Team” nos concedieron dos goles en fuera de lugar, sin olvidar las “ayudas” en la semifinal contra Saprissa, en aquel mismo certamen.

En síntesis, demasiados yerros, excesiva polémica, abuso de anécdotas negativas para el arbitraje nacional en instancias decisivas.

Por eso, hoy que finaliza el año, una de las peticiones que te hacemos, Señor, para este 2014, es que mejore el arbitraje, principalmente en las instancias decisivas. ¡Amén!

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Archivo