Publicidad

Baldazos

Eduardo Baldares, narra fútbol, béisbol, baloncesto y transmitiría ping pong con tal de relatar, su gran pasión...

ir a la lista de Blogs

Selección Nacional

¿De quién es la culpa?

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

FOTO: Archivo

Gracias, profe; gracias, muchachos.¡Gracias!

Brasil 2014 fue hermoso. Invicta, dejando tendidas las camisas celeste, azurra, la inglesa, la griega y casi casi la anaranjada, Costa Rica se ganó su lugar en el top 8 mundial.

No lo echemos a perder. No le metamos rencor a la película de amor "made in Hollywood", porque ya pasaron el "The End" y los créditos.

Desde hacía tiempo, año y medio, según parece, se venían dando más que roces, violentas colisiones, un choque cultural que sacó chispas y, ya en Brasil, llamas.

No busquemos culpables. Las diferencias no fueron solo con un miembro del cuerpo técnico. No le llenemos las redes sociales de improperios a quien llenó las redes rivales de goles, para que todos celebrásemos. No busquemos culpables donde no los hay.

La ruptura no pasa por ahí. O no solo por ahí.

Simplemente, hay un choque cultural que ya no se podía disimular. Falta de química.

Agradezcámosle mucho, muchísimo al director de la orquesta, por aguantarnos a los ticos así como somos, tan susceptibles. ¡Gracias por soportarnos, profe!

Agradezcámosles, también, a los intérpretes, porque, siendo ticos, ¡tan ticos como usted y como yo!, aguantaron al profesor así como es, tan, pero tan exigente, tan vehemente (¿duro?). Y le hicieron caso. Y siguieron sus instrucciones al pie de la letra, a pesar de todo. No los juzguemos sin conocer las historias tras bastidores. Tampoco condenemos al artífice, porque es como es y así ha triunfado.

Así, cediendo uno, sorprendido de la delicadeza de los otros, y cediendo estos, asombrados de la dureza de aquel, ¡juntos alcanzaron la gloria!

Ambas partes hicieron un esfuerzo sobrehumano para soportarse mutuamente y, así, entregar el mejor resultado en la historia del fútbol nacional.

Un esfuerzo heroico, titánico, que solo da para aplaudir y pasar la página, por más dorada que sea.

¿De quién es la culpa de la ruptura? De la química, quejémonos en www.facebook.com/química, no en la página de nadie.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Archivo