Publicidad

Baldazos

Eduardo Baldares, narra fútbol, béisbol, baloncesto y transmitiría ping pong con tal de relatar, su gran pasión...

ir a la lista de Blogs

Mundial Brasil 2014

¿Balón de Oro o Balón de Ira?

FOTO: AFP

Este lunes, en la página oficial de la FIFA, apareció una tabla de posiciones en la que Chile es noveno del Mundial con 6 puntos... Y México es décimo con 7.

Además, como por arte de magia, salen las definiciones por penales como marcadores oficiales, de esos que otorgan 3 puntos, cuando toda la vida los disparos desde la mancha blanca han sido solo para desempatar, concediéndose la paridad como resultado oficial y un punto para cada selección.

O sea, según la tabla, Costa Rica no terminó invicta la contienda, como lo ha consignado la prensa mundial, desde San José hasta Taiwán.

Por si fuera poco, reescribe las matemáticas y declara obsoleto a Pitágoras... Suiza sale con 3 puntos acumulados, pese a ganar dos partidos (2-1 a Ecuador y 3-0 a Honduras), lo mismo que Uruguay, que venció 2-1 a Inglaterra y 1-0 a Italia.

¿Será que después de leer este blog o cualquier otro alrededor del mundo corrigen la tabla?

Lo que ya no pueden enmendar es la entrega de premios, que parece el guión de un programa de bromas por televisión, una especie de "cámara escondida" mundial...

El mismo Lionel Messi se veía incómodo a la hora de recibir el Balón de Oro (¿o avergonzado?).

Todos saben, hasta Diego Armando Maradona, que Arjen Robben lo merecía más. Oh, cruel broma del destino (¿o justicia divina?), que al autor de los piscinazos, aquel por quien clamábamos los ticos "Que no nos Robben", en alusión a los clavados de Arjen, le fuese robada la esfera dorada.

En todo caso, si no se la querían dar al holandés por "marrullero", había mejores candidatos para obtenerla, como el colombiano James Rodríguez, quien jugó sus cinco partidos en alto nivel, o bien a cualquiera de la columna alemana, que fue constante de proa a popa: Hummels, Kroos, Muller o Lahm. ¡Incluso Mascherano tuvo mejor rendimiento que Lío, porque fue parejo de principio a fin!

Luego de vulnerar a las enclenques Irán y Bosnia y al apenas regularcito Nigeria, salvo el chispazo del pase a Di María en octavos, Messi se desapareció del mapa. ¿Jugó cuartos, semifinal y final?

Tampoco se merecía el Guante de Oro Neuer. Es un porterazo, cierto, ¡pero no fue exigido! Más bien llama la atención que con esa superioridad teutona, con ese defensón espectacular, recibiera el doble de goles que el tico Keylor Navas, 4 a 2.

Aparte de Navas, el número uno de la copa, fueron más determinantes para sus selecciones las actuaciones de Howard (Estados Unidos), Mbolhi (Argelia), Ochoa (México), Ospina (Colombia), Bravo (Chile) e incluso Enyeama (Nigeria). Pero ya no extraña nada... Con decir que el premio Fair Play fue para Colombia, en cuya selección juega Camilo Zúñiga, ¡el que le destrozó la columna a Neymar de infame rodillazo!

Y, para acabarla, los arbitrajes... ¿Qué pasó con Nishimura, el japonés que le regaló un penal a Brasil en el partido inaugural contra Croacia? ¡Lo premiaron también!, con su permanencia durante toda la copa, al punto que fue el cuarto árbitro del partido por el tercer lugar, Holanda 3 – Brasil 0 (por cierto, la Naranja Mecánica abrió la cuenta con un penal cuya falta previa fue fuera del área, y que retrató de cuerpo entero la labor de los silbateros durante el evento).

¿Balón de Oro o Balón de Ira?

Archivo