Publicidad

Baldazos

Eduardo Baldares, narra fútbol, béisbol, baloncesto y transmitiría ping pong con tal de relatar, su gran pasión...

ir a la lista de Blogs

Futbol nacional

El espejismo Cartaginés

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

"¿Es un espejismo lo que vivió Cartaginés hace un año?". El disparo verbal se lo asestó el periodista a Javier Delgado, directo al corazón, luego del 3-0 con que los brumosos fueron humillados en el Ricardo Saprissa, al cierre de la primera vuelta del presente torneo.

Delgado se enojó. "¿Entonces qué? ¿Fue suerte? ¿Nos sacamos la lotería? No. Eso fue una realidad", fue la respuesta del timonel.

Tras la derrota del domingo pasado, 0-1 contra la "U", la pregunta que enfurece a Delgado revolotea, cual zopilote, sobre la Vieja Metrópoli.

"¿Es un espejismo lo que vivió Cartaginés hace un año?"?

El Verano 2013 del Cartaginés fue meritorio, eso nadie se lo puede quitar, pero también fue coyuntural, debido a tres factores concretos: 1) Óscar Ramírez había dimitido de la dirección técnica de la Liga y, con él, se esfumó aquel Alajuelense ganador. 2) Saprissa comenzó nuevo proceso con Rónald González y apostó por jóvenes valores, lo que, difícilmente, le daría réditos a corto plazo. 3) Herediano, por su parte, tuvo que cambiar de técnico a medio camino, debido al pésimo arranque con Mauricio Solís.

Cartaginés se aprovechó muy bien de las circunstancias. Delgado Prado hizo un excelente trabajo de motivación, hizo creer a los futbolistas en sí mismos. Además, armó un un engranaje táctico que produjo rápidamente buen fútbol y resultados, en una primera vuelta de ensueño.

Sin embargo, al arranque de la segunda vuelta se lesionó su mejor figura, el volante Mauricio Castillo (préstamo morado). Entonces, sin la rueda dentada más importante, el piñón, el motor que funcionaba perfecto se fue "cacharpeando", los rivales recortaron puntos, Herediano lo rebasó, Saprissa le pisó los talones y el "Ballet Azul" terminó bailando "swing criollo", pero le alcanzó para llegar a la final metiéndole el bus a Saprissa, favorecido por yerros arbitrales.

Con Castillo de vuelta, arrasó al "Team" en el partido de ida, pero "sin querer, queriendo" Delgado tiró todo por la borda al cambiar radicalmente el chip, pasando de un fútbol avasallador a la fórmula del autobús, en la vuelta. Herediano, con mucho más "punch" que Saprissa, sí se aprovechó y conquistó el 23.

En la opinión de este columnista, con ese planteamiento medroso, sin proponérselo, Javier indirectamente les dijo a sus futbolistas, "ustedes son muy inferiores, no tienen con qué jugar de tú a tú... Lo de la primera vuelta fue un espejismo".

Y, desde entonces, los jugadores encaran cada partido sin creérsela, tras aquella noche cuando su DT, involuntariamente, creó el concepto de "espejismo", quitándoles la confianza que él mismo les había dado.

Pagan por un desconocido inofensivo dentro de la cancha.

[Columna publicada en la versión impresa del martes 11 de marzo del 2014]

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Archivo