Publicidad

Baldazos

Eduardo Baldares, narra fútbol, béisbol, baloncesto y transmitiría ping pong con tal de relatar, su gran pasión...

ir a la lista de Blogs

Mundial Brasil 2014

¡Héroes! ¡La mejor defensa del Universo!

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

FOTO: EFE

Que Costa Rica nunca había perdido en cuartos de final y que, en cambio, Holanda sí; que la guaria morada es más linda que los tulipanes; que el queso Gouda tiene huequecillos, mientras que el Turrialba es más consistente; que el Chirripó ve desde arriba a los Países Bajos; que si ya habíamos liquidado a tres campeones, ¿cómo nos iba a asustar el eterno subcampeón?, y un sinfín de etcéteras de autoconvencimiento, colectivo y nacional, en forma de frases, dibujos, fotos y, por supuesto, memes, todo servía para motivarse en las horas previas al desafío.

Y, así, entre clichés y humor para distraer a las mariposas revoloteantes en nuestros estómagos, y con el "ojalá no nos Robben" bien presente, a propósito del clavadista Arjen Robben, honoris causa del engaño, llegó la hora de la verdad.

1.50 p. m. ... Nos quedan ánimos para seguir posteando optimismo... "Solo quedan cinco selecciones vivas en el Mundial: Alemania, Brasil, Argentina, Holanda y COSTA RICA".

Tictac, tictac... el Himno Nacional, el llanto, la fe y, ¡ahora sí!... Las 2 en punto del sábado 5 de julio. El pitazo inicial del uzbeko Irmatov, aquel que no sancionó como penal un "paradón" a doble mano del zaguero croata, Darijo Srna, contra México.

Llegó la hora de tratar de quitarle a la Naranja Mecánica la "C" de la vitamina, la de "Clasificados" a semifinales. Los argumentos ticos, una buena partitura de Pinto, bien llevada a la práctica por sus ejecutantes, y con una alta dosis de eso que comienza con "H"... Hidalguía.

La hora de convertirnos en el nuevo gigante de la Concacaf, por llegar a territorios inhóspitos para aztecas y gringos, en la era moderna, ¡las semifinales!, a pesar de la nieve, los penales no sancionados a nuestro favor, el complot fifístico, los errores y los horrores de toda calaña.

Y comenzaron los balazos... ¿Pisarían los holandeses la cancha como Uruguay, Italia e Inglaterra, sintiéndose favoritos, tal como le gusta a esta tricolor 2014, que se aprovecha de ese sentimiento del rival para jugar con él, para cerrarle caminos, quitarle la bola, desesperarlo, atraerlo a su terreno y ¡zas!, embestirlo de contragolpe? (no como contra los griegos, que invirtieron papeles y metieron a la "sele" en una dimensión desconocida de la que, a Dios gracias, salió avante... La Negrita de los Angeles noqueó a Zéus).

La respuesta fue no. Holanda nos dio un plato de nuestra propia olla de carne, paseando la bola, al estilo tico, sin arriesgarla, jalándonos, buscando que nosotros fuésemos tras ella, con efecto de imán, y así creó cuatro opciones claras en la primera parte, todas resueltas por el mejor arquero del mundo, Keylor Navas. Así las cosas, el 0-0 del primer tiempo nos supo a naranja dulce. A ellos, a puro zumo. Los cítricos debieron concretar y no lo hicieron.

¿Sería el plan de Pinto aguantar, sostener, resistir, propiciar el cansancio de los europeos, que a cántaros han llorado por el calor, la humedad, el desgaste físico? Si lo fue, lo ayudaron Navas, la zaga, el vertical derecho, Yeltsin, el horizontal, los fueras de juego... Todo. Qué sufrimiento, pero se sostuvo, heroicamente, el 0-0, tras los 90 minutos.

¡Héroes! ¡Titanes! ¡Invictos! ¡La mejor zaga del planeta! ¡Del Universo entero! Ni jugando todo julio caía el gol de los holandeses. Entonces, llegó la definición desde el punto de penal, y la ruleta rusa se nacionalizó holandesa.

Hoy, Costa Rica no conoce límites. El niño travieso del mundial derribó el alambre de la ropa y dejó tendidas sobre la grama las camisas celeste, azurra, la inglesa, la griega y casi, casi bota la anaranjada.

¡Salud, nuevo gigante de la CONCACAF! ¡Que venga Rusia 2018!

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Archivo