Publicidad

Baldazos

Eduardo Baldares, narra fútbol, béisbol, baloncesto y transmitiría ping pong con tal de relatar, su gran pasión...

ir a la lista de Blogs

Magníficos

El muñeco herediano

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

A Cartaginés le mete goles de cuatro en cuatro, cuando juegan en el Morera.

Desde que se apareció, Saprissa no sabe lo que es un título de campeón. Pero, sin dudas, es Herediano quien más lo sufre. Tiembla de solo mencionarlo. ¡De solo pensarlo!Los florenses van de cinco, cero, cuando se topan con él, en series de postemporada.

En el recuento de los daños, hay cuatro finales perdidas y una semifinal traumática. Ese cuento de terror para los rojiamarillos comenzó en el Invierno 2010, cuando tuvieron la gloria abrazada, pero se les escurrió a dos minutos de su primera celebración en 17 años.

El mejor estratega del país y, a la vez, el peor orador (¡qué importan las palabras cuando se habla con hechos!), improvisó a Gabas como centro delantero y fue el nacido en Argentina, tras una recepción manual, quien alargó la serie a tiempos extra y tiros desde el punto penal. Liga campeón. Era apenas la primera de cinco veces que él arrancaría lágrimas en la Ciudad de las Flores.

¿Quién dijo que no sabe arriesgar? En su segundo cara a cara, luego de caer en semifinales 4-2, hizo partículas al "Team" en el partido de vuelta, con un 4-0. Demoledor y humillante. A la tercera, no fue la vencida para Herediano. Con un barco torpedeado de bajas, con más hoyos que buque, fue capaz de empatar a dos el global contra los súper favoritos rojiamarillos. Y, de nuevo, se impuso desde el manchón blanco con la ayuda del vertical derecho del marco sur del Eladio, en la tarde de "Benjarano".

Hace 12 meses, volvió a topárselo. Y, por cuarta vez, le ganó el pulso. Como siempre, hizo un movimiento de ajedrecista y la pieza que incluyó, Alvaro Sánchez, fue justamente quien definió la contienda, en el crepúsculo del tiempo extra. No hay quinto malo, dicen, pero eso depende de qué lado se esté...

Esta vez, Herediano se sintió hiper recontra súper ultra favorito. Su técnico, Marvin Solano, lo reconoció abiertamente. Los directivos, también, puesto que hasta carroza montaron.

Pero, una vez más, cual cuento de terror, se interpuso él. Armó un planteo laberíntico, de coberturas y relevos zonales, con intercambios posicionales, variantes de ritmo, achiques en zaga, agrandamientos en ataque y, como resultado, convirtió a la artillería más pesada del campeonato, la que arrasaba de tres en tres con los demás rivales, en un timorato plantel, incapaz de hacer un gol en 210 minutos. Fue notorio que le complacían los penales. ¡Los buscó! Claro, sabía que contaba con la muralla Pemberton, cuya sola presencia intimida, mientras que, del otro lado, Moreira se entregaría un metro antes de llegar el botín al balón... De cinco, cinco para él: El "muñeco herediano", Oscar Ramírez.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Archivo