Publicidad

Baldazos

Eduardo Baldares, narra fútbol, béisbol, baloncesto y transmitiría ping pong con tal de relatar, su gran pasión...

ir a la lista de Blogs

Baldazos

'Hay que usar el cerebro'

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

FOTO: /Foto: Meylin Aguilera

Lo que pasó, pasó. No podemos seguir pataleando en ese barrial asqueroso de dimes y diretes.

Pero sí tenemos que aprender de los errores y avanzar.

Después de la polémica conferencia, en la que Jorge Luis Pinto disparó contra una sola persona, dejando claro que quedaba agradecido con el resto, el efecto bumerán que le cayó encima fue descomunal y desproporcionado.

Y todos salieron salpicados. La imagen del técnico, por los 30 conflictos que salieron a la luz pública, pero, sobre todo, la de la propia Federación Costarricense de Fútbol.

La lección 1 se parece al octavo mandamiento: No mentirás. En ese pecado incurrió el ente al reconocer que había un supuesto "pacto de caballeros" mediante el cual querían ocultar las verdaderas razones por las que no renovaban al timonel. Hoy, sobre todo lo que digan flotará la duda: ¿es la verdad o un "pacto de caballeros"?

En segundo lugar, ¿cómo se les ocurre llevar a una conferencia de prensa institucional al sujeto al que le acababan de patear el trasero? (Perdón por el lapsus:... me acabo de acordar de una frase atribuida a Pinto: "ya es hora de estrenar el cerebro"). Bastaba con un correo electrónico conciso, pero certero, informando del finiquito. Ya si el técnico no renovado quería dar su versión, era cosa de él, pero no usando la parafernalia federativa.

Si gran parte del grupo de trabajo afirmó sentirse agredida, ¿cómo la vamos a cuestionar? Pero tampoco podemos juzgar al DT, quien niega las presuntas ofensas. A lo mejor, simplemente fue un choque cultural, falta de química. Un carácter muy vehemente contra la clásica susceptibilidad costarricense.

Tercera lección: lo preocupante es que los federativos acepten ahora que sabían de esas colisiones y que fuesen incapaces de apagar el incendio.

Ojo al detalle: en la conferencia, Pinto dijo que no seguía por discrepancias en torno a los asistentes (no por el supuesto autoritarismo). Es decir, ¿nadie le dijo que era por insoportable? ¿Será posible que durante todo el proceso nadie se lo dijera? ¿Le comieron tanta "gallina" al "gallo" Pinto? ¿Cómo iba a ablandarse si no se lo decían?... ¿Se lo pidieron?, ¿se lo exigieron?

No nos sorprendería que no. Antecedentes de una inacción tal ya había, como bien recordó la periodista Isabel Ovares, en el programa Nuestra Voz en Radio Monumental: "Esa pasividad de los federativos me hace recordar su actuación en el partido en Denver; reaccionaron temerosamente y fueron incapaces de defender a Costa Rica por la ingrata programación del partido. Incluso, presentaron tardíamente la apelación".

Hay ponerle punto final a estos errores-horrores.

[Columna publicada en la edición impresa de Al Día el 5 de agosto de 2014].

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Archivo