Publicidad

Donald Sterling, dueño de los Clippers, durante un juego de playoffs entre su equipo y los Warrios.

Publicidad