Publicidad

Pau Gasol, quien está lesionado, mira el juego del miércoles entre los Lakers y los Houston Rockets en el Staples Center.

Publicidad