Publicidad

Manu Ginóbili (izq) fue la estrella de los Spurs. A su derecha, Jason Smith de los Pelicans.

Publicidad