Publicidad

Tyson Chandler se sentó en el banquillo después del golpe que sufrió en su pierna durante el primer cuarto del juego contra los Bobcats de Charlotte.

Publicidad