Publicidad

Alex Gordon (4) celebra con los aficionados de los Royals que se desplazaron a Baltimore.

Publicidad