Publicidad

Jugadores de los Medias Rojas de Boston celebran la triple anotación impulsada por Shane Victorino.

Publicidad