Publicidad

Beisbol

Pinoleros irán a la final ante Santo Domingo

Venció en dos de tres juegos a Huracanes y se medirá a Santo Domingo.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Pinoleros venció a Huracanes en dos de tres juegos y eso lo condujo ayer a la final del torneo de la Copa Independencia del beisbol nacional, donde se topará con la novena de Santo Domingo que eliminó a Motomás–Celulares Tec.

Pinoleros había ganado el sábado el primero de los tres partidos por pizarra de 6 a 3.

Ayer, perdió el primero del doble juego al caer por 8 a 3 merced a recibir una carrera en la primera entrada, tres en la tercera, otra en la sexta y otras tres en la última.

El lanzador ganador fue Nevil Martínez, quien trabajó cinco episodios, se midió a 20 bateadores, le conectaron cuatro imparables y le anotaron una carrera.

El más valioso del juego fue Yaidel Fernández, bateador designado de Huracanes, que conectó de tres-dos. El pelotero anotó dos carreras y empujó otro par, incluyendo la inicial en piernas de su compañero y paracortos Julián Hernández.

En el segundo juego de ayer Pinoleros ganó 5 a 2, triunfo que surgió tras una atrevida maniobra de su manager Erwin “Panita” Meneses, quien en el propio primer episodio sacó al derecho Sergio Zapata, que había abierto el juego, para reemplazarlo por Alberto Cabrera.

Zapata le había lanzado a tres hombres que le anotaron una carrera merced a dos imparables, uno de ellos doble.

El entrenador de Pinoleros le cobró al veterano abridor tres errores: uno de fildeo de Jorge Delgado, su segunda base; otro del mismo Zapata por un mal tiro a primera y el último del inicialista Leonardo Reyes.

Acto seguido llamó a Cabrera que lanzó toda la distancia y que a la postre sería el jugador más valioso del juego.

El cubano-costarricense se enfrentó a 29 hombres, le conectaron seis imparables pero solo le anotaron una carrera. El lanzador dio dos bases por bolas pero ponchó a 11 hombres.

Le ayudó un doble de Osmín Rostrán en la última entrada que remolcó dos carreras y puso el definitivo 5 a 2. La final será el domingo, a un solo juego, en el parque Antonio Escarré.

Con la sangre hervida

Sergio Zapata, en un inicio, no disimuló en lo más mínimo su diferencia y furia contra el entrenador Erwin Meneses, quien lo sacó del juego cuando apenas se había topado con tres bateadores.

Según el “coach”, fue relevado para darle cabida al abridor estrella Alberto Cabrera que había llegado tarde a este encuentro.

“Yo me sentía bien. Creía que podía tirar unas cuatro entradas”, expresó este vecino de Lomas de Pavas, que precisamente había lanzado la noche anterior.

“Usted sabe, a uno le hierve la sangre”, manifestó el derecho, quien luego asimiló la decisión.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad

Blogs

Publicidad


Pelé está grave

Infección urinaria tiene al astro en cuidados especiales

Leandro Castán será operado del cerebro

Defensor será operado por una malformación congénita y un edema.

La F1 y su nueva monarca

La pareja de Lewis Hamilton, nuevo campeón mundial, deslumbró en el Gran Premio celebrado en Abu Dhabi.

Higuaín quiere consolar a Zaira

La modelo argentina recién terminó su noviazgo de tres años con el tenista Juan Mónaco. Y el “Pipita” la pretende.

Allen Iverson, la piedra en las tenis de Nike

Exjugador vetó un tributo indirecto hacia él, porque Reebok es su patrocinador.

Las calamidades de David ‘Calamity’ James

David James, quien fuera portero de Inglaterra, está en la quiebra.

Batman versus el Valencia

Para DC Comics, el renovado logo del club ché se parece mucho al del encapotado.

Comida caribeña con sello de Nery Brenes

El velocista y su esposa abrieron un restaurante en Heredia.

Floyd Mayweather vive rodeado de excesos y desnudistas

El boxeador vive jornadas desenfrenadas: jets privados, autos de lujo, nudistas...

Hijo de Pelé está en la cárcel

El exarquero y asistente técnico del Santos fue detenido ayer por la policía de Brasil y enfrenta condena de 33 años.