Publicidad

Koji Uehara (19) de los Medias Rojas de Boston celebra con sus compañeros de equipo luego de asegurar el triunfo en el cuarto partido de la Serie Mundial ante los Cardenales.

Publicidad