Publicidad

Entrevista

Ezequiel Obando: ‘Es solo una caída, yo sigo en la pelea’

El entrenador de los campeones mundiales Hanna Gabriels y Bryan Vásquez libra su propio combate tras ser diagnosticado con un cáncer de colon.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Brasil, Alajuela. Ezequiel Obando, quien hizo campeones mundiales a Hanna Gabriels y Bryan Vásquez, así como a otros en el extranjero, volvió a nacer hace poco. Un fuerte dolor de estómago, que fue en aumento, acabó en el hallazgo de un cáncer que hoy lo anima a dar su propia pelea por sobrevivir. A continuación su testimonio.

¿Cuándo inicio esta pesadilla?

El 1 de noviembre, un día antes de una velada en Panamá. Comenzó con un malestar abdominal, unido a una sensación de expansión o inflamación del abdomen. Los síntomas aparecieron a eso de las 9 a. m. después del desayuno. No había comido tanto como para experimentar esos malestares.

¿Algún otro síntoma?

Si, después del mediodía aparecieron una serie de espasmos que, con el paso del tiempo, crecían en frecuencia e intensidad. Para las 2 p. m. el dolor era terrible, no aguantaba.

¿Cómo transcurrió esa tarde?

A las 4 p. m. llegó mi esposa (Rosa María Holguín) con quien había acordado que estaría para acompañarme en en la gira a Panamá. A esa hora, el malestar era una verdadera tortura. No quería salir del cuarto del hotel.

¿Consultó a algún médico?

Llamé a la doctora Laura Ulloa quien me recomendó varios medicamentos. Sin embargo, al salir a comprarlos las farmacias ya estaban cerradas.

¿Qué hizo?

A las 9 p. m. el dolor era tan insoportable que pedí que me llevaran al hospital de Ciudad Nelly. Llovía torrencialmente. Llamamos a la ambulancia pero nunca llegó. Aquello era un caos.

¿Lo vio un médico?

Sí, me revisó para intentar dar un diagnóstico, pero no acertó porque el dolor ya era un suplicio y no se me quitaba.

¿Qué pasó?

Al día siguiente, el sábado, como el tormento de la aflicción no cesaba, sino por el contrario aumentaba, optaron por llevarme al hospital de Golfito. Sin embargo, tampoco dieron en el clavo. Entonces, les pedí dirigirnos al hospital de Alajuela. Llegué el domingo a las 6 p. m.

¿Allí lo atendieron?

Sí, por dicha. Empezaron a hacerme exámenes que continuaron el lunes. Al final de esa tarde me advirtieron que tenían que operarme inmediatamente porque tenía el colon perforado. A la hora de la la intervención descubrieron, según supe después, que el orificio lo había causado un tumor, el cual extirparon de inmediato. Asimismo y, para evitar cualquier expansión, también cortaron ciertos tramos de colon en sus extremos.

¿Cuál era su condición?

Crítica. Durante 10 días me dejaron en Cuidados Intensivos en el hospital tras contaminarse mi organismo con la perforación del colon y con tres días sin la adecuada atención médica. Allí contraje una bacteria. Estuve con el estómago abierto y me operaron cuatro veces en una semana.

¿Era consciente de la gravedad de su caso?

Al inicio no. La noticia del hallazgo del tumor la supe después.

¿Qué recuerda de esos días?

Muy poco. La mayor parte del tiempo estaba inconsciente y cuando despertaba ‘desvariaba’.

¿Había vivido algo parecido?

Jamás. Estuve hospitalizado pero por cuestiones menores.

¿Qué fue lo primero que pensó cuándo supo que le habían descubierto un tumor?

Que uno está aquí hasta que Dios dice, no hay otra. Por ahora hay que lucharla. Estoy contra las cuerdas.

¿Cómo salirse?

Primero, no puedo parar de moverme. Necesito esquivar los golpes que se me vienen encima. Segundo, debo salir con las manos en alto porque si no lo hago me arrollan.

Qué conclusiones saca?

Bien que mal esta emergencia sirvió para detectar un cáncer que permanecía oculto y silencioso. Además, lo positivo es que el tumor estaba encapsulado, según me informó el médico que me operó.

¿Algún síntoma que hubiera percibido anteriormente?

No. Ahora, únicamente se me ocurre asociar todo esto con unos fuertes dolores de espalda que me han afectado durante los últimos años. El malestar me ponía tan mal que llegué a estar convencido de que algo malo me podía estar pasando. Me daba “flojera” y “sudadera”. Era algo muy extraño que no entendía.

¿Cómo se siente?

Bien, estoy iniciando apenas mi convalecencia con miras a seguir en lo mismo, claro con fe en Dios. No hay duda que volví a nacer. Esto no fue más que una caída…sin cuenta de protección. porque yo sigo en la pelea, hay que seguir luchando en la vida.

“Le digo lo que él mismo dice: para atrás ni para tomar impulso”

Bryan Vásquez, boxeador

“ Es un hombre fuerte y de determinaciones. Saldrá adelante”

Hanna Gabriels, boxeadora

“Esperamos su rápido regreso para que recoga los frutos de su trabajo”

Mario Vega, representante

“Le pido fuerza. Es alguien muy valioso. Sin él, no hubiera llegado a donde estoy”

David Lobo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad

Blogs

Publicidad


Pelé está grave

Infección urinaria tiene al astro en cuidados especiales

Leandro Castán será operado del cerebro

Defensor será operado por una malformación congénita y un edema.

La F1 y su nueva monarca

La pareja de Lewis Hamilton, nuevo campeón mundial, deslumbró en el Gran Premio celebrado en Abu Dhabi.

Higuaín quiere consolar a Zaira

La modelo argentina recién terminó su noviazgo de tres años con el tenista Juan Mónaco. Y el “Pipita” la pretende.

Allen Iverson, la piedra en las tenis de Nike

Exjugador vetó un tributo indirecto hacia él, porque Reebok es su patrocinador.

Las calamidades de David ‘Calamity’ James

David James, quien fuera portero de Inglaterra, está en la quiebra.

Batman versus el Valencia

Para DC Comics, el renovado logo del club ché se parece mucho al del encapotado.

Comida caribeña con sello de Nery Brenes

El velocista y su esposa abrieron un restaurante en Heredia.

Floyd Mayweather vive rodeado de excesos y desnudistas

El boxeador vive jornadas desenfrenadas: jets privados, autos de lujo, nudistas...

Hijo de Pelé está en la cárcel

El exarquero y asistente técnico del Santos fue detenido ayer por la policía de Brasil y enfrenta condena de 33 años.