Publicidad

Vincenzo Nibali unos metros antes de llegar a la meta en la segunda etapa del Tour de Francia.

Publicidad