Publicidad

La afición hizo que la etapa de ayer pareciera una de las jornadas épicas de alta montaña en la ronda gala, y es apenas el inicio.

Publicidad