Publicidad

Análisis

El muro de arrogancia construido por Lance Armstrong

Ante la ausencia de pruebas de dopaje, el norteamericano, a veces socarrón y en otras altivo, calificó a sus detractores de amargados.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

París. Antes de acabar confesando que se dopó, el ciclista Lance Armstrong construyó un muro de arrogancia para defenderse de todos aquellos que ponían en duda la autenticidad de sus resultados deportivos.

Desde que se enfundara por primera vez el 'maillot' amarillo del Tour de Francia, el dominio abrumador del texano en la mayor carrera ciclista del mundo (siete victorias) siempre despertó dudas.

"La sorpresa, la estupefacción, la admiración. Y la inevitable sospecha que rodea a todo rendimiento excepcional. Armstrong provocó toda clase de sentimientos al dejar atrás a los mejores escaladores del Tour de Francia en la subida a Sestrieres", escribía la AFP el 13 de julio de 1999, la noche de su primer recital en montaña, preludio de una interminable y abrumadora serie de exhibiciones.

Ante la ausencia de pruebas, el norteamericano, a veces socarrón y en otras altivo, calificó a sus detractores de amargados.

"A aquellos que no creen en el ciclismo, a los cínicos y a los escépticos, les diría: 'Lamento que no puedan creer en los milagros, es una carrera y un deporte sensacionales'", dijo tras su llegada a París, nada más conseguir su sétima victoria en el Tour, el 24 de julio dke 2005, y poco antes de que anunciase su primera retirada deportiva.

Durante todos esos años, Armstrong insistió en el chovinismo de los franceses, real o imaginario, que eran incapaces de admitir su superioridad en la primera carrera ciclista.

Una parte de la prensa francesa, animada por el rencor hacia el texano, y una muy minoritaria parte del público francés llegaron a silbar a Armstrong, algo inaudito en un portador del mítico 'maillot' amarillo del Tour.

"Estaba agobiado por las sorprendentes acusaciones que la prensa francesa realizó contra mí", escribió en su autobiografía "Mi vuelta a la vida", publicada en el 2000, tras su primera victoria en París. "No tenía absolutamente nada que esconder", se defendía.

La casi totalidad de medios estadounidenses le siguieron el juego durante mucho tiempo. Los franceses "nunca han podido aceptar que su deporte favorito esté dominado por un estadounidense, un superviviente del cáncer", escribió el USA Today en agosto del 2005, semanas después del encendido elogio del presidente del país George W. Bush.

"Nuestro país y el mundo entero están increíblemente orgullosos de ti", le dijo el entonces líder  norteamericano, que calificó su sétima victoria en el Tour de Francia de "gran triunfo del espíritu humano".

A lo largo de toda la segunda parte de su carrera, después de curarse de un cáncer que le fue diagnosticado en otoño de 1996, Armstrong siguió la misma línea de defensa con respecto al dopaje. Básicamente, algo así como "he estado archicontrolado (más de 500 test antidopaje, sin que ese número haya podido ser nunca comprobado) y siempre di negativo en esas pruebas".

Esta aserción le ha permitido en cada ocasión cerrar el caso, sin daños reales, en cada una de las conferencias de prensa que sirvieron para festejar sus victorias en el Tour en los meses de julio. Pese a las inevitables dudas, público y prensa debieron resignarse. ¿Qué otra cosa podían hacer?

Tras su primera victoria en el Tour, la entonces ministra de Juventud y Deporte francesa, Marie-George Buffet, cuyo compromiso en la lucha contra el dopaje fue reconocido por todos, también tuvo que contenerse.

Interrogada por la AFP al respecto, respondió: "No hago caso de las sospechas o los rumores. Los tres hombres que han subido al podio no han sido controlados positivos. Respeto al vencedor y a este podio".

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Relacionadas

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad

Blogs

Publicidad


Pelé está grave

Infección urinaria tiene al astro en cuidados especiales

Leandro Castán será operado del cerebro

Defensor será operado por una malformación congénita y un edema.

La F1 y su nueva monarca

La pareja de Lewis Hamilton, nuevo campeón mundial, deslumbró en el Gran Premio celebrado en Abu Dhabi.

Higuaín quiere consolar a Zaira

La modelo argentina recién terminó su noviazgo de tres años con el tenista Juan Mónaco. Y el “Pipita” la pretende.

Allen Iverson, la piedra en las tenis de Nike

Exjugador vetó un tributo indirecto hacia él, porque Reebok es su patrocinador.

Las calamidades de David ‘Calamity’ James

David James, quien fuera portero de Inglaterra, está en la quiebra.

Batman versus el Valencia

Para DC Comics, el renovado logo del club ché se parece mucho al del encapotado.

Comida caribeña con sello de Nery Brenes

El velocista y su esposa abrieron un restaurante en Heredia.

Floyd Mayweather vive rodeado de excesos y desnudistas

El boxeador vive jornadas desenfrenadas: jets privados, autos de lujo, nudistas...

Hijo de Pelé está en la cárcel

El exarquero y asistente técnico del Santos fue detenido ayer por la policía de Brasil y enfrenta condena de 33 años.