Publicidad

MAGNÍFICOS

‘Chunche’ expulsado del cielo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

David Ramírez, el joven atacante de Saprissa – que recuerda a Rolando Fonseca en sus inicios- ridiculizó públicamente a la dirigencia de su equipo. Juan Carlos Rojas, presidente morado, le dio una lección, pidiendo al técnico sacarlo de la alineación titular.

Mauricio Montero cometió otro error, al decir de la directiva manuda, y su castigo fue retirarlo del cuerpo técnico. La sanción para “El Chunche” parece muy drástica, sobre todo para quien le ha dado tanto a la institución.

Raúl Pinto defendió la medida bajo el argumento de que Montero faltó a la ética del club, por hablar mal en contra de su ex jefe, Manuel Keosseian.

En el caso de Saprissa y Ramírez, se tomó una decisión acorde con las circunstancias. El morado es un joven impetuoso, a quien hay que manejar con rectitud pero enseñándole el camino. En cuanto a Mauricio, su castigo es la sanción de un hombre franco y llano, que se ha negado por convicción a abandonar su postura de campesino metido a futbolista, y que suele decir las cosas con el corazón y sin cálculos demagógicos.

Al sancionar de esa forma el pecado del “Chunche”, la dirigencia cayó en su propia penitencia. La falta de ética atribuida al asistente ha sido reclamada por diversos sectores en relación a la dirigencia rojinegra. Por Alejandra Ordoñez, jerarca porteña, ante el cobro de derechos de formación que hace la Liga por futbolistas que ahora son puntarenenses. La invocó Heredia cuando Alajuela apeló un castigo para poner a jugar a uno de sus futbolistas inhabilitado. La exigió San Carlos con el tema de Alvaro Sánchez, reclamado por los norteños. Igual Gilberth Fernández alegó deslealtad manuda cuando La Liga insistió en quedarse con unos puntos en la mesa frente a Pérez y por la “pirateada” de Camilo Aguirre.

Esa misma dirigencia que hoy pone mano dura sobre Montero, trató como una broma el sonado caso de Marcelo Sarvas cuando bañó a su técnico luego de una permuta, y dijo que vería a lo interno el caso de Salvatierra, quien se estrelló pasado de tragos, al igual que las medidas contra sus futbolistas involucrados en una batalla frente a los heredianos. Lo realmente cierto es que en la actual dirigencia manuda la imagen de Mauricio nunca ha caído bien. En el pasado quisieron despedirlo y Oscar Ramírez se jugó el puesto para defenderlo. En un Mundo de modas y modismos, el pelo largo del “Chunche”, su hablar “ zopetas ”, y el lenguaje franco atormentaban a los señores de corbata que se reúnen los lunes en la mesa de sesiones.

Los errores de Pinto y compañía no han tenido castigo, aunque para muchos fueron considerados faltas a la ética y a la lealtad deportiva. Por algo los chistes en redes sociales de la “La Liga” es el equipo que todo lo apela. Entonces salta la pregunta de los mil colones. ¿ Son las declaraciones del “Chunche” contra Keosseián la verdadera razón de su separación, o es la excusa perfecta que desde hace tiempo buscaban para quitarlo?.

Pagan por un desconocido inofensivo dentro de la cancha

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad