Publicidad

Opinión

¡Me lleva el chanfle!

Durante la cuadrangular anterior de la eliminatoria concacafkiana, como suele decirle el “simpático” de Faitelson, se llenaban la boca pregonando el poderío de México en la región.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Es más entretenido ver y oír a los periodistas mexicanos de las cadenas internacionales de televisión que presenciar un partido de este aburrido “Tri”, con todo y su estrella, el famoso “Chicharito”.

Encarnan el fanatismo periodístico llevado al extremo de la subjetividad y un discurso apasionado que, haciendo honor al Rey de su comedia, resulta cantinflesco, irracional e irreflexivo. Termina uno invocando al “Chapulín Colorado” para que nos defienda de tanto “bla bla bla”, o mejor a “Kiko”, para que nos preste su oportuno “Cállate cállate que me desesperas”.

Durante la cuadrangular anterior de la eliminatoria concacafkiana, como suele decirle el “simpático” de Faitelson, se llenaban la boca pregonando el poderío de México en la región, y el paseo que resultaría su camino a Brasil 2014. “El Chepo” de la Torre era el Guardiola americano y su equipo un gigante mal sembrado en la zona de los enanos más pequeños de la “pitufilandia” futbolera.

Cuando Jamaica se llevó un punto del Azteca, en el primer juego de la hexagonal, hablaron de menosprecio, de accidente y anunciaron que los siguientes rivales pagarían los platos rotos. Con cada enfrentamiento posterior, presagiaban en los previos una victoria segura, por historia, por figuras, porque ya es hora de que el gigante despierte y les cante sus mañanitas a esos ilusos soñadores de “aztecazos”.

La cara desencajada ante las pantallas, apenas terminados los juegos posteriores del “Tri”, nos recordaban las “trompitas” que hicieron famoso a “Capulina”. Después del desahogo consabido contra sus jugadores, por “miedosos”, “improductivos”, “incapaces”, etcétera, recobraban su papel de “analistas serios”, para despellejar al rival de turno, quienes en su mediocridad, solo saben encerrarse, no dejan jugar, ensucian el partido, y se dan la mano con esos pésimos árbitros que siempre le echan el Rey a México.

El pírrico empate ante los canaleros y el susto que le dio Costa Rica hizo cundir el pánico. ¿ Y ahora quién podrá defendernos? Entonces anunciaron un renacer verde en Brasil, donde México jugaría como suele hacerlo ante los grandes, aunque al final pierda, “pero compitiendo”.

Análisis previo. El más pesimista le concede el empate a Italia.

Los demás creen que México puede, porque se va a crecer como lo dice su historia, mientras –orgullosos- reproducen las declaraciones de los italianos, alabando al “Chicharito”, a Guardado y a Dos Santos .” ¡Chanfle! Nos tienen miedo”.

Pero en la cancha, los verdes juegan al gato y al ratón y reproducen el juego defensivo que, según ellos, hace que sus rivales compliquen los resultados del Tri en la Concacaf. Solo que estos ratoncitos tampoco saben defenderse y la derrota los ha dejado sin palabras.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Relacionadas

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad