Publicidad

Magníficos

Patas Verdes no jugaba futbol

A veces la realidad se parece mucho a la fantasía, y hasta se confunde.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

El único gigante verde de Norteamérica no juega futbol y vivía en Las Vegas. Tampoco era real, sino producto de la fantasía de Marvel Comics. Edward Norton lo interpreta en “El Increíble Hulk”, quien cuando se transforma mide tres metros y a pesa una tonelada. ¡Eso sí es un coloso!.

En el futbol no he visto ni recuerdo que alguien haya hablado de algo parecido en el norte del continente. Salvo, en la fantasiosa imaginación de algunos reporteros mexicanos, que siempre han soñado con pertenecer a un Primer Mundo futbolero y se han creado esa historia tan increíble como la del gigante radiado de las Vegas.Con ese color solo hay dos titanes en el planeta futbol, reales y no de película. Los brasileños, que combinan el verde con el amarillo, máximos ganadores del título Mundial (5) y los alemanes que a veces se ponen la casaca verduzca y que gozan de tres copas en sus vitrinas. Aunque recordando bien, creo que me equivoqué. México sí tiene su gigante verde. ¡Perdón!. Lo creó el doctor Memelovsky y lo bautizó “Patas Verdes”, un sapo grande, galán y simpático (como algunos periodistas mexicanos), compañero de Mafafa Musguito y Mimoso El Ratón, todos aventureros defensores del planeta.

A éste Sapotón lo acompañó siempre en su “Odisea Burbujas” un tal “Pistachón Zigzag”, un abejorro reportero que trabaja en el diario el “Chisme Cachetón” y tenía su propio programa de noticias en la televisión. (Cualquier parecido con algún “periodista “ deportivo de ESPN en Español o de Fox Sports es pura casualidad).

A veces la realidad se parece mucho a la fantasía, y hasta se confunde. A algunos reporteros les gusta el papel de “Pistachón” y nos hacen enojar y a veces reír con sus ocurrencias futboleras de ayer y hoy, basados en que su México hace algunos años era el mandamás de Concacaf.

No aceptan que hace mucho tiempo Estados Unidos, un novato en las lides del futbol, les arrancó la corona y los hace temblar cada vez que juegan entre sí y que cualquier visita en Centroamérica o el Caribe es una complicada tarea, muchas veces concluida con derrota. Olvidan que su fortaleza más grande ha sido un estadio colosal, su verdadero gigante, con la altura como su aliado descomunal.

Pero en esta eliminatoria hasta el Coloso de Santa Úrsula, cual si fuese el científico Banner después de los efectos causados por la ira, dejó de ser un gigante intimidante.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad