Publicidad

Magníficos

Una apuesta sin riesgo

Juego feo, entrabado, con mucho roce, poco ataque y mucha defensa. Un largo bostezo de 90 minutos para los espectadores.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Después del primer asalto en la batalla por el título, queda el sinsabor de casi todos los partidos finales. Juego feo, entrabado, con mucho roce, poco ataque y mucha defensa. Un largo bostezo de 90 minutos para los espectadores, aunque los técnicos y analistas puedan darse un banquete analizando los esquemas para imponerse a las virtudes del rival.

Ingenuos quienes creían que los florenses iban a desplegar su arsenal en el Morera Soto, con el que masacraron a los rivales en las últimas fechas, a ritmo de 4 goles por jornada. Pero igual de cándidos los que pensaron ver a una Liga ofensiva al estilo de aquel 4 a 4 con el que sellaron un empate vibrante contra Saprissa.

Los de Oscar Ramírez de nuevo acudieron al pelotazo. Para tener éxito era necesario que un tiro de esquina, un tiro libre o una pelota mal despejada producto de esa guerra en las alturas, encontrara el camino a la red.

Heredia regaló parte del escenario, esperó atrincherado, buscó el desequilibrio con Yosimar y el contra ataque veloz por vía de Leandrinho y luego con Porras. No hubo fracturas en la defensa manuda y cuando se impuso el talento herediano Pemberton sacó su credencial de gendarme. ¿ Quién ganó?. Para mí nadie. Si la lógica se impone, el vencedor será producto de un error del rival, de un cobro bien ejecutado, de un “bomberazo”, o de la ruleta de los penales.

La Liga sigue dando la sensación de que no necesita más que un descuido, un despiste pequeño, para meter el juego en el congelador del tiempo y esperar al pitazo final.

Así las cosas, pinta un segundo acto similar al primero. No creo que Heredia intente ganar el título en una apuesta incondicional a su juego ofensivo. Será recatada porque conoce de la sapiencia del adversario, de su capacidad para atacar con bolas largas y capitalizar el contragolpe. Tampoco la Liga apostará a algo diferente que no sea ese papel de león escondido en la maleza.

Marvin Solano necesita encender la chispa de Yosimar para que prenda el motor del ataque florense. Tan maniatado como el lunes en Alajuela, no es buen socio de una delantera que lo requiere enchufado. Otro socio con buen manejo podría serle útil, aunque es poco probable que el técnico sacrifique a uno de sus buenos marcadores. El rol de local convierte al “Team” en el favorito de los apostadores y de las estadísticas. Sin embargo, me parece que el juego está en un escenario donde el aspecto mental puede coronar al rey del futbol. Y es posible que la Liga quiera jugar ese juego en ese terreno, apostando al calor de los recuerdos frescos contra su rival.

Entonces, quizás Alajuela vaya por los penales. Y, de seguro, Herediano querrá evitarlos y hará todo lo posible por acabar el negocio sin tener que dejar su destino en la ruleta del azar.

Pagan por un desconocido inofensivo dentro de la cancha

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad