Publicidad

Magníficos

Sí y No enfrentados por la Sele

No veo cómo, con el nivel mostrado en Panamá, la Tricolor sea capaz de generar suficiente futbol para cumplir con su papel de ganador en casa.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

En el futbol, como en la vida, hay dos tipos de seres muy bien definidos: Los optimistas y los pesimistas. He decidido ponerme el traje de ambos, para echarle una mirada a la eliminatoria a Brasil 2014, con base en los resultados de la primera fecha.

Empiezo con el optimista. Costa Rica debe saborear 8 puntos de esa jornada: los 3 que perdió Estados Unidos, 2 no ganados por México, 2 arrebatados a Panamá y 1 logrado por la Tricolor. Todos esperábamos que México le ganara fácil a Jamaica y no pudo con el más débil. Ahora tiene que ir a Tegucigalpa por la victoria y cualquier resultado nos sirve. Si gana, resta 3 puntos al gran rival directo por el tercer boleto. Si pierde entra en crisis y de los 30 puntos posibles iniciales, solo le quedarían 25 como máximo, y eso lo iguala a cualquier otra Selección. Un empate le pega duro al “Tri” y a los hondureños les suma muy poco.

Estados Unidos cayó por primera vez en Honduras. Hay que sacarlo de esa élite predestinada a clasificar y ahora tiene que rifarse el pellejo como cualquier otra Selección. Costa Rica puede darle el golpe de gracia en la segunda fecha, pues el triunfo o el empate lo obligaría a ser casi perfecto en el resto de las fechas.

Honduras no hizo nada extraordinario ante un equipo que esta vez tuvo barras pero no estrellas. Si pierde o empata contra México se complica, con el agravante de haber gozado de la localía en las 2 primeras jornadas.

Panamá no cumplió con su tarea de anfitrión ante Costa Rica. Perdió 2 puntos de oro y tiene que recuperarlos de visita. Jamaica “se jaló un tortón”. Cundió el pánico entre los mexicanos. Pero fue una noche de inspiración y los jamaiquinos no tienen la personalidad ni el nivel para encarar todos los juegos con esa actitud y orden táctico.

Ahora me desvisto y me pongo el traje del amargado por el futuro. Costa Rica puntuó en la única cancha donde es posible hacerlo: en Panamá. No solo eso, sino que le debe un rosario completo a la Diosa Fortuna, porque ese empate no corresponde al mérito de lo hecho en el Rommel Fernández. Para peores, Jamaica empató con México y se metió en la pelea por el tercer lugar, en el que contábamos con Honduras y Panamá.

La cosa se puso horrible porque a los intereses ticos sirve que México desplume a todos los rivales para restarles opciones. No contento con eso, el destino hizo que Honduras ganara a los gringos en el arranque, ratificando su poderíos y sus aspiraciones de quitarnos el tercer lugar. Ahora Estados Unidos nos espera con toda la caballería para rescatar el botín perdido en Tegucigalpa.

No veo cómo, con el nivel mostrado en Panamá, la Tricolor sea capaz de genera suficiente futbol para cumplir con su papel de ganador en casa y, mucho menos, para que vuelva a gozar de una nueva oportunidad para arrebatarle puntos a un local.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad