Publicidad

Magníficos

El tiempo le guiña a Pinto

Todo Colombia está muy orgullosa de sus técnicos, aunque acá- increíblemente- se discutan sus méritos.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Acaba de ser nombrado por el prestigioso diario “El Espectador” como el entrenador colombiano del 2013, el mismo año en que otros dos coterráneos, Reinaldo Rueda y Luis Fernando Suárez, clasificaron a Ecuador y Honduras al Mundial. Pero a Jorge Luis Pinto le han dado el galardón. Todo Colombia está muy orgullosa de sus técnicos, aunque acá- increíblemente- se discutan sus méritos. De alguna forma don Jorge Luis asiste a una cita con la vida que le sabe a revancha. Ha vivido obsesionado por ir a un Mundial como entrenador y dos veces el destino le arrebató el chance, con Costa Rica en el 2002 y con su país para el 2010, cuando en ambos casos el camino rumbo al sueño se insinuaba posible. García Márquez pudo haberlo incluido como personaje en cualquiera de la dinastía de José Arcadio Buendía, el fundador de Macondo, el mítico pueblo colombiano que dio vida a los sueños y milagros de hombres fuertes, iracundos, emprendedores y visionarios. En sus tiempos de bigote pudo haber sido el coronel Aureliano Buendía, filosófico, idealista político y de carácter implacable.

Pocos en Costa Rica han dimensionado la suerte de tener a un profesional tan preparado como el señor Pinto al frente de la Selección. Graduado como preparador físico se especializó en futbol nada más y nada menos que en Brasil y Alemania. En este último país estuvo durante tres largos años de estudio, donde posiblemente adquirió esa pasión no negociada por el método y la disciplina táctica. Gabriel Ochoa Uribe, el técnico colombiano más laureado en la historia de ese país (ganó 13 títulos), dijo en el diario El País que “No hay nadie tan preparado como Pinto”, cuando fue nombrado seleccionador cafetero previo a Sudáfrica 2010. “Es una persona que todo lo planifica, un hombre estudioso, alguien que se ha gastado una fortuna en irse a los Mundiales, un técnico al que le interesa saber cómo está la evolución del futbol tácticamente”. Para entonces, ya tenía dos en Costa Rica, en Perú y había hecho al Cúcuta por primera vez campeón de su país, amén de varios subtítulos, incluyendo al Millonarios colombiano. Pero tras una mala relación con algunos seleccionados que se quejaban de su rigurosidad, lo apartaron de la Selección de Colombia y fue a Venezuela para ganar dos títulos con el Táchira. Lo mejor estaba por venir cuando se montó en el avión rumbo a Costa Rica para suceder al tristemente recordado Ricardo La Volpe. El sueño se cristalizó en aquella noche tensa del 10 de setiembre en suelo jamaiquino.A 12 días de cumplir 62 años, y contrario al Coronel Buendía, Jorge Luis Pinto sí tiene quien lo recuerde y quien le reconozca sus méritos. “El Espectador” colombiano lo ha hecho y está nominado para técnico de la Concacaf del 2013. El tiempo, implacable a veces, justiciero a menudo, le dio la oportunidad de volver a ponerse la camiseta tricolor y, enfundado en ella, darnos una alegría reprimida desde el 2006, y darse su más grande éxito en una carrera de 30 años.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad