Publicidad

Opinión

Del Cromañón a Keylor Navas

Keylor Navas jugó sólo cinco balones con las manos y 17 con los pies.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Redacción

El Cromañón, antecesor del guardameta actual, no necesitaba los pies. Podía ser cojo. Echaba 'mano' a sus extremidades inferiores para subirse al bus, entrar al campo, limpiar los taquillos contra el poste, sacar la rodilla en "defensa propia" y mandar a las nubes el balón recién embolsado.

¿Para qué los pies? En la Era de Hielo un equipo podía enfriar el partido devolviendo la pelota al guardameta, habilitado para recogerla cuantas veces quisiera. Pero la evolución, que en manos de FIFA a veces parece tan lenta como la planteada por Darwin, obligó al cambio drástico en 1992.

Veintidós años después, Keylor Navas jugó sólo cinco balones con las manos y 17 con los pies. En un equipo con pocos remates en contra más vale mostrar destreza con los botines, lograr un par de paradones por partido y mantener el marco invicto. Con dos de esos requisitos cumplidos, Keylor empezó de buena manera otro tipo de evolución: adaptarse al Real Madrid.



  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad