Publicidad

Magníficos

Armstrong: Lección de vida

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Como deportista de alto rendimiento deseo comentar sobre el sonado tema del dopaje de Lance Armstrong, que sacudió al mundo deportivo en estos días.

Seguramente usted al igual que yo admiré a este gran ciclista, era uno de los grandes ídolos del deporte por sus extraordinarios logros que conseguía con su bicicleta, como los siete títulos seguidos que obtuvo en el Tour de Francia.

Cuando Armstrong salía a correr era normal pensar en que ganaría, ya estábamos acostumbrados a eso. Actualmente en el fútbol es como cuando Lionel Messi sale a jugar con el Barcelona, es casi fijo que anota, lo extraño más bien es que no lo haga.

Esa admiración y reconocimiento que se mantiene sobre un deportista se convierte en fama y esa fama puede llegar a ser inmanejable, peligrosa, porque la exigencia se duplica cada día, los fans esperan cada día más.

Es ahí donde se debe de tener mucho cuidado porque el cuerpo tiene un límite para rendir, pero cuando se quiere más de lo natural muchos siguen la vía que lamentablemente escogió Lance Armstrong: el dopaje.

Armstrong se convirtió en un adicto al triunfo, dijo que creía tenerlo todo controlado, que se dopaba por el afán de ganar a cualquier precio.

Claro que Lance se equivocó, claro que hizo mal en mentir, se podría ver como un ídolo de barro porque se ha derrumbado toda la admiración que el mundo tenía hacía él.

Pero a pesar de todo lo que sucedió, no estoy de acuerdo que los deportistas lo critiquemos ni lo ataquemos, porque estamos en el alto rendimiento y más bien debemos obtener de esta historia real el mayor provecho para nuestras carreras.

Que este caso nos sirva para guiar y enrumbar a jóvenes que inician en las distintas competencias y también tiene que servir para que los aficionados de cualquier disciplina comprendan que los deportistas somos de carne y hueso y no podemos rendir como máquinas.

Para Lance la trampa no existía porque aseguró que todos jugaban igual, esto debe de llamar la atención de quienes dirigen todos los deportes, no solo el ciclismo.

Queda claro este caso nos deja la lección que tiene que aumentarse el control doping para limpiar el deporte general.

De esta historia real tenemos que sacar el mayor provecho

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad