Publicidad

Críticas que fortalecen

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Me he dado a la tarea de seguir la historia de lesiones de isquiotibiales que ha sufrido el velocista Usain Bolt, ni más ni menos que el bicampeón olímpico de 100 y 200 metros.

Su caso para mí es de mucha referencia porque el mismo especialista alemán que ha tratado su lesión, fue quien me atendió esta semana para buscar la solución a mis constantes lesiones en el músculo isquiotibial de la pierna izquierda.

Según he podido conocer, Bolt tiene algunos problemas congénitos como una curvatura en la columna y cuenta con una pierna más corta que la otra, lo que le provoca las lesiones. El especialista determinó que yo tengo 1,2 centímetros más corta la pierna izquierda en relación a la derecha. Este defecto sería una de las causas del dolor muscular.

Leí en Internet que a Usain Bolt, siendo campeón olímpico en el 2008, la gente y los medios de comunicación le cuestionaron antes de los Juegos Olímpicos sus reiteradas lesiones, basados en supuestos problemas físicos porque no entrenaba de la mejor manera.

En los primeros seis meses de este año los resultados en competencias no fueron positivos para Bolt por temas de lesión, entonces la prensa y sus seguidores fijaron la mirada en otro gran velocista jamaiquino, Yohan Blake.

Se decía que en Londres se convertiría en el nuevo rey olímpico, pero las apuestas fallaron.

Usain Bolt superó las lesiones y arrasó en los 100 y 200 metros, calló las críticas y superó las lesiones. Encontré una fotografía del momento cuando Usain entró a la meta en la final de los 200 metros y se llevó uno de sus dedos a la boca para pedir silencio a sus detractores.

El viernes leí el comentario del periodista Gustavo Jiménez, director de deportes del Periódico Al Día en el cual me catalogó como un Bryan fuerte, esperando que pueda estar con la “Sele”. Recordó que me llovió cuando pedí cambio durante el partido contra la selección de El Salvador porque muchos querían que siguiera.

Razón tiene Gustavo, muchísimas críticas tuve, lo que no saben es lo que uno sufre con esto de las lesiones. El dolor es algo que no se puede controlar. Me preguntaba ¿por qué?, es difícil, complicado, pero gracias a Dios ya estamos en proceso de corregir estos dolores.

Hay gente que ya me sacó del inicio de la eliminatoria por la lesión, aseguran que no me recuperaré a tiempo, que llegaré lesionado, pero son más fuertes los comentarios positivos de quienes confían en mí. Dios quiera que si pueda llegar.

Como lo publiqué esta semana en las redes sociales: "voy a regresar más fuerte y con más ganas que nunca”.

No saben lo que uno sufre con esto de las lesiones.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad