Publicidad

MAGNÍFICOS

El sabor amargo del gol

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Lindo es para quienes metemos goles ver el balón entrar al marco y poder celebrar con mucha alegría y mirar a los aficionados gritar y brincar, porque se trata de una anotación importante, aunque confieso que no soy de los que festeja efusivamente.

Pero qué difícil es anotar y no poder expresar esa felicidad que significa un gol, cuando esas jugadas no alcanzan para ganar o empatar.

Eso me pasó ayer. Ansiaba anotar porque tenía cuatro meses de no hacerlo con el Fulham y gracias a Dios tuve la dicha de meter dos goles, pero no logré celebrarlos porque estábamos abajo en el marcador y al final no fueron suficientes para evitar la derrota de 2 a 4 contra Reading.

Pero es aún más difícil pasar de la alegría a la tristeza cuando en un partido se tuvo la dicha de anotar goles, por ejemplo con la Selección Nacional contra Estados Unidos en el 2009, cuando anoté dos. Era felicidad total, mis compañeros y yo estábamos como locos, sabía que todos los costarricenses disfrutaban al máximo, pero al final nos empataron y toda la alegría se derrumbó.

Tragos amargos como esos quedan como malos recuerdos, entonces son goles que tuvieron doble sabor, primero felicidad y luego tristeza.

Muy diferente es anotar goles importantes, tengo muchos en mi carrera, pero resalto dos. Por ejemplo el que logré con el Twente de Holanda en el último partido de la temporada 2009-2010. Ese gol fue parte del campeonato logrado.

Anotar en un partido que significa el título es algo indescriptible, es una gran emoción y un enorme orgullo.

También un gol con gran sabor fue el que conseguimos contra la Selección de Panamá en el pasado mes de febrero, en el estadio Rommel Fernández, porque dio el empate 2 a 2 y con ello rescatamos un punto de oro después de tener casi perdido el juego.

Uno quisiera que todos los goles fueran así de alegres, así debería de ser porque las anotaciones son lo máximo en el fútbol, pero no siempre se pueden celebrar, muchas veces los jugadores tenemos que guardarlo en lo más interno sin poder expresarlos.

Tragos amargos como esos quedan como malos recuerdos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad