Publicidad

Opinión

Tenemos condiciones para jugarle de tú a tú a México

Buscar justificaciones no quiero, porque estábamos avisados que jugaríamos en un ambiente hostil, con condiciones climáticas difíciles y ante un equipo que se jugaba un partido de vida o muerte.

Reconozco que el viernes en el partido contra Hondurasno logramos mostrarnos de la mejor manera, estuvimos un poco lejos del buen nivel que veníamos exhibiendo.

Buscar justificaciones no quiero, porque estábamos avisados que jugaríamos en un ambiente hostil, con condiciones climáticas difíciles y ante un equipo que se jugaba un partido de vida o muerte.

Quizás nos dejamos envolver por el ambiente y eso nos trabó, nos amarró para no jugar como acostumbramos a hacerlo.

Pero lo bueno es que todos los partidos dejan aprendizaje y experiencias.

Ahora poco nos debe interesar si la selección azteca viene o no presionada, si será el partido más importante de sus vidas, si van o no a Brasil 2014.

Nosotros sí estamos clasificados a la Copa del Mundo y por ello tenemos que disfrutar en la cancha jugando bien, con confianza, relajados pero con mucha seriedad y sobre todo con mucho compromiso.

Sin duda seremos atacados en la cancha por México, pero no podemos temer, porque también tenemos calidad y condiciones para atacarlos, jugarles de tú a tú, para imponer nuestras condiciones como lo hicimos contra la Selección de Estados Unidos cuando le ganamos 3-1.

Clasificamos a la Copa del Mundo mostrando buen nivel, invictos en casa y queremos cerrar esta eliminatoria ratificando esas fortalezas que pudimos presentar en cada partido.

Ya está asegurado un llenazo en el Estadio Nacional y lucharemos por todos los medios para devolver con buen fútbol, mucha entrega y un triunfo el respaldo que nos han brindado a lo largo de este proceso mundialista, que hemos caminado juntos en las buenas y en las malas.

Lo que siempre más deseamos es ganar, nunca hemos jugado para lograr un resultado adverso, por eso es difícil asimilar las críticas destructivas que se presentan, como las que aparecieron después de perder, porque un mal resultado no puede derrumbar todo lo bueno que hemos construido, ni desaparecer todas las alegrías que vivimos.

Relacionadas

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad