Publicidad

Opinión

Creyente de la Virgen

Me siento muy orgulloso y además feliz porque soy un católico más, de los miles y miles de costarricenses que sentimos devoción por la Virgen de los Ángeles.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Dichosos todos los que logran cumplir año a año con la caminata a la basílica de los Ángeles en honor a la Virgen, porque yo todavía no he logrado hacer esa romería.

Este es un propósito que tengo pendiente, pero lo haré algún día, cuando no juegue en el futbol internacional, cuando no tenga entrenamientos ni tampoco partidos de pretemporada que se interpongan en esta fecha tan especial del 2 de agosto, del día de nuestra “Negrita”.

Sin duda, gran admiración me causa cuando cada año leo las historias de sacrificio que hace mucha gente por los favores concebidos por la Virgencita de los Ángeles.

Personas que caminan desde distintos lugares lejanos del país y que incluso tardan varios días en llegar hasta la ciudad de Cartago.

Otros que parte del trayecto lo hacen descalzos, mientras que algunos peregrinos cumplen el recorrido con sus bebés en brazos o también junto a su bastón a paso lento.

Pero también admiración para los que salen desde San Pedro de Montes de Oca o de Tres Ríos en La Unión de Cartago, porque sin importar la distancia que ellos recorran, también llegan con mucha fe a la basílica con peticiones o agradecimientos.

Soy muy creyente a la Virgen, a ella le he pedido y su ayuda la he sentido.

Por ejemplo, hace un año, en un momento muy difícil por las lesiones frecuentes, puse en sus manos la recuperación.

Aunque no he logrado cumplir la caminata, cada año antes de regresar a jugar al extranjero visito la basílica para agradecerle a la Virgen de los Ángeles por las bendiciones que me brinda todos los días.

También le solicito la ayuda para que así yo pueda cumplir con todos mis propósitos.

Este año, tras visitar a la Virgen, traje conmigo a Inglaterra una botellita de agua bendita.

Lo hice para rosear en mi casa y también acostumbro a beber de esta agua como un acto de fe.

Me siento muy orgulloso y además feliz porque soy un católico más, de los miles y miles de costarricenses que sentimos devoción por la Virgen de los Ángeles, por nuestra patrona, por “La Negrita”, que tanto ha llenado de bendiciones a nuestras vidas, también a nuestras familias y por supuesto, a nuestro país.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Relacionadas

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad