Publicidad

Magníficos

Un libro de vivencias y puntos de vista

Esta es la última columna que escribo, pues hemos decidido dar un descanso indefinido y quizás en algún momento retomarla.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Desde mayo de 2011 inicié una aventura fuera de la cancha cuando acepté una propuesta del periódico Al Día para participar como columnista. Los domingos era mi día en esta sección.

Estaba acostumbrado a dar entrevistas, a contestar preguntas de periodistas, pero nunca había puesto mis ideas en blanco y negro sobre un papel.

Recuerdo que en Al Día me dieron libertad de temas, nada más pidieron que escribiera sobre la actualidad del deporte brindando mi punto de vista como futbolista para llevarle al lector esa sensación.

De una semana, pasé a un mes, luego a un año y ya estoy rondando los tres años y medio de publicar cada domingo este espacio. Este comentario es el número 228 que escribo.

Aprendí sobre la objetividad, a no tratar de imponer lo que pienso, sino dar un punto de vista con información equilibrada.

Al principio tengo que reconocer que creí que sería imposible mantener actualidad de temas; pensé que podía llegar a rendirme, pero esta aventura se convirtió en una buena costumbre. Ya tenía mecanizado que los viernes era el día de poner en escrito la idea que tenía.

Entre algunos temas, este espacio me permitió contar vivencias de un jugador en la cancha, en el camerino… Pude comentar de sistemas de juego de una manera simple. Me referí a las difíciles lesiones. Logré reconocer muchas veces el trabajo de atletas costarricenses que no reciben el apoyo que merecen.

También conté las realidades que vive un futbolista de carne y hueso, para crear conciencia en un sector de los aficionados que muchas veces ha emprendido fuertemente contra alguno por cometer errores.

Comenté bastantes veces sobre experiencias de Selección Nacional. Traté de dar palabras de impulso a jóvenes para llegar lejos con disciplina y esfuerzo. También les llevé mensaje a los padres de familia para que apoyen a sus hijos en el deporte, pero guiándolos para que lo complementaran con el estudio.

Basado en mi experiencia internacional, quise crear conciencia en los dirigentes de nuestro fútbol para implementar cambios que fortalezcan nuestra selección y nuestros clubes.

Este espacio sirvió de puente para agradecer a la afición en nombre de los jugadores de la Selección Nacional por el apoyo que nos brindaban, pero también llamé a la calma cuando se nos criticó.

Estos son apenas algunas de las cosas sobre las que pude escribir. Si reuniera todos podría publicar un libro interesante.

Esta es la última columna que escribo en este espacio, hemos decidido conjuntamente con la dirección del Al Día dar un descanso indefinido y quizás en algún momento retomarlo.

Muchas gracias a Al Día por la confianza brindada. Muchas gracias a los miles de lectores que domingo a domingo me siguieron.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad