Publicidad

MAGNÍFICOS

Las mejores cosas llegan por sí solas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Hace ya ocho años que salí de Costa Rica para Europa en busca de conseguir metas en el futbol y sigo sin cansarme para luchar cada día por lograrlas. Esta semana que pasó pude dar otro paso hacia el frente; gracias a Dios se abrió una gran puerta, la del club PSV de Holanda, un equipo de los más grandes de este país, con gran reconocimiento internacional gracias a los 100 años de historia y 21 títulos de Liga, entre muchos otros logros.

No soy de los que me lamento por lo sucedido, tampoco echo la mirada atrás para buscar respuestas, porque si así lo hiciera de seguro no llegaría a estas instancias. Los reveses en la vida y en la cancha siempre me han llenado de fuerza para levantarme y por eso aquí estoy, seguro de mis decisiones y con mucha convicción.

En el club Fulham la etapa de dos años y medio que logré cumplir fue muy rica en aprendizaje, no tengo duda de que es la mejor Liga del Mundo. Tuve muy buenos momentos y otros no tan buenos, lamentablemente mi ritmo se interrumpió en más de una ocasión por lesiones, sin embargo a pesar de las adversidades, nunca bajé los brazos.

Soy un ganador y por ello cuando llegó el nuevo entrenador sentí que la posibilidad de jugar no dependía de mí, porque no calzaba dentro de su idea de juego, entonces preferí buscar otras opciones y la del PSV me convenció de ser la mejor.

Estoy seguro de que las mejores cosas llegan por sí solas, no se obligan a que sucedan, porque hace cinco meses atrás el PSV me buscó para llegar al club, pero no era el mejor momento y ahora se volvió a dar el interés, el cual se cerró en un buen acuerdo.

Pensar en recuperarme para estar listo en el Mundial es importante, pero también es mi compromiso cumplir con la responsabilidad de aportar al máximo al club para llegar lo más alto posible.

Vuelvo a Holanda, el país que me capturó desde que llegué en el año 2009 para jugar en el Twente FC, club con el que viví un sueño por los campeonatos que ganamos, al cual le guardo gran respeto y cariño, pero soy profesional y ahora me debo al PSV, el cual confió en mis condiciones para colaborarles.

Realmente estoy feliz, motivado, seguro de que en este club viviré, si Dios quiere, buenas experiencias y de que retornar a Holanda fue la mejor decisión.

Ahora jugaré con un nuevo uniforme, con otro número, con diferente club, pero mi futbol es el mismo, solamente necesito confianza para hacerlo explotar.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad