Publicidad

MAGNÍFICOS

Anllel Porras en el olvido

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Anllel Porras vive un presente sin goles. La revelación del ataque florense durante el Invierno fue borrado de la formación estelar. Ahora atisba desde la grada o se sienta a esperar en el banquillo la ansiada orden de “vamos, caliente”, que nunca llega.

El destino es injusto con ese proyecto de notable goleador. El calvo se abrió un hueco en el ataque del Team a punta de goles y dejó instalada la sensación de que está para papeles protagónicos. Pero los pesos pesados del ataque rojiamarillo pueden más.

Son nombres que huelen a gol y su sola evocación desgrana turbias sugestiones entre las defensas: “Mambo”, Yendrick. Minor Díaz, Leandrinho… Me rehúso a pensar que Porras está en el dique seco porque le cobran su pálido desempeño en el primer juego de la final.

En ese partido ante Alajuelense, el atacante reaparecía tras una lesión y no hizo lo que sabe: hincar defensas, largar el grito de gol y encender el festejo en las gradas. Sería más justo repartir las culpas y, ahí, la cuota le cabe al técnico y a los que se formaron sin éxito para defender el título.

Porras es un delantero completo. Tiene una pierna derecha educada, se defiende en lo técnico, va bien arriba y posee una potencia y un sentido para encarar, que escasean en los delanteros nacionales. Si don Marvin no planea usarlo, lo hubieran prestado, como hicieron con José Sánchez.

Herediano podrá tener dos o tres equipos como se ufanan algunos de sus seguidores, pero, en la realidad, la oportunidad siempre la tienen los 11 estelares y consentidos, que solo se bajan por lesión. Fue esa coyuntura la que le abrió a Porras una oportunidad, cuando Núñez se lesionó o estaba fuera por expulsión.

Pero sus goles, espectaculares y decisivos, parecen tener otro valor si se les compara con los del “Mambo” o Ruiz, dueños del cupo y la simpatía general. A Anllel no hay que sentarlo. Debe dársele rodaje para que siga creciendo, pula defectos y se haga más grande gol tras gol. Sentarlo es envolver de nuevo al diamante en su caparazón de roca, con el riesgo de perderlo.

Lo irónico es que mientras este “mueverredes” empedernido ve los partidos ataviado con un jeans y camiseta polo, Saprissa se gasta una fortuna en un goleador boliviano en su recta final, la nueva administración azteca del Santos saca del retiro al Kikín Fonseca y Cartaginés lanza la moneda al aire para ver cómo le sale su nuevo brasileño Weller Wilson.

A como viene la mano este torneo, ahorita nos anuncian la llegada de Carlos Pavón Plummer a Limón, aprovechando la cercanía de don Carlos de Toro con el futbol catracho, de donde una vez nos trajo una versión otoñal de Cristian Santamaría, César “Nene” Obando y Arnold Cruz. Y, mientras tanto, la derecha goleadora de Porras se enmohece en la gradería.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad