Publicidad

Opinión

Con miedo y sin creativo

Cartaginés paseó por la grama del Stubhub Center una imagen ultraconservadora, que no les alcanza para reivindicar sueños de gloria en su regreso a la Concachampions.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Delgado tiene que definirse. O usa a Cardozo desde el arranque o a Silva.

Landon Donovan es uno de esos futbolistas en vías de extinción, capaces de resolver un juego a puro ingenio. Cuando el partido ante Cartaginés se hacía viejo y Wardy pintaba para héroe, largó dos pases letales que le permitieron a Robbie Keane establecer el 2 a 0 en el marcador.

Los azules pasearon por la grama del Stubhub Center una imagen ultraconservadora, que no les alcanza para reivindicar sueños de gloria en su regreso a la Concachampions.

Uno cree que el equipo tiene mucho más de lo que insinuó. Porque aun sin creativo durante 62 minutos, se fabricó un par de llegadas que pudieron terminar en gol.

Aquel pique de Herrera en la inicial, que acabó en un derechazo prematuro, y un cabezazo de Neto que se fue a dos metros del poste, encendieron la falsa ilusión de que podía ser.

Pero es imposible torcer el destino de derrota de un partido si carece de un hombre que pida la pelota, la administre con criterio y la sirva con ventaja. La situación se agrava si el doble escudo de contención, Fonseca-Alvarado, gana casi todas las pelotas que pelea en zona de creación, pero termina regalándolas.

Porque ni Danny ni Randall saben tejer la jugada siguiente. Ambos quitan y descargan el juego casi siempre de forma lateral, para asegurar el pase. Con ello retardan la acción y le quitan sorpresa a la maniobra. Sus proyectos de servicio en profundidad siempre acaban en pies del rival.

Así nacieron los goles del Galaxy. Danny cortó una pelota, dio un pase frontal malo, un rival tomó la pelota, la sirvió a Donovan y vino el pase-gol. En el 2-0, Alvarado no fue a apretar a Landon y ya sabemos el resultado.

Delgado tiene que definirse. O usa a Cardozo desde el arranque o a Silva, pero no puede cargarle la responsabilidad al “Chiqui” en juegos de esta exigencia. Sin oficiar de agorero, Cartaginés hipotecó su sueño de protagonismo en la Concachampions.

También hubo jugadores clave que quedaron en deuda. Herrera se disipó después de un arranque auspicioso, Johnson no fue el lateral punzante y sobrio en la marca del Verano pasado, Sirias se equivocó mucho, Brenes no puede armar y definir en un mismo juego, y Neto es un misterio.

A los azules les convendría que su técnico abandone ese ministerio del miedo que plantea cada vez que el equipo se cita con la historia para jugarse algo grande. Ya se le escapó un título ante Herediano por ello y ahora complicó muy temprano su andar en el torneo de clubes regional.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Relacionadas

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad