Publicidad

Magníficos

Bayern y Borussia demoledores

La revolución se mudó a Alemania. No más rodillo, que viva el toque.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Bayern y Borussia Dortmund tienen un origen común, pero son como el día y la noche. Uno es militar, toma el campo enemigo por asalto a la orden de Schweinsteiger y liquida con las cuchilladas de Robben y Ribéry.

El otro es más artístico, cree en la frescura y la imaginación, y sin desdeñar la presión y los movimientos para recuperar el balón, tiene ese gusto por la pelota de los equipos latinos, la España de los últimos cuatro años o el mejor Barcelona.

Ambos son producto de una revolución que frisa la década, atizada en parte por el exseleccionador Jürgen Klinsmann cuando jubiló el estilo robótico y previsible como el movimiento de un rastrillo –el símil es de Jorge Valdano- para reemplazarlo por el toque y acompañamiento.

Y como en toda transformación futbolística, el torneo local –Bundesliga- sirvió de laboratorio y algunos equipos de bandera. El resultado es un estilo de juego agradable a la vista como el de España, aunque con menos pausa, más vértigo y obsesión por el gol.

En una semana, las semifinales de la Champions sirvieron al Bayern Múnich y al Borussia Dortmund como examen para medir su aprendizaje. No sólo aprobaron, sino que además se cobraron dos bonitos cadáveres: Barcelona y Real Madrid.

Si me dan a escoger, me quedo con los de Dortmund. Defienden como alemanes, pero arman y atacan como latinos. En defensa tejen una telaraña, en donde quedan prendidas todas las intenciones de juego del rival. El secreto es el bloque, que se mueve hacia atrás, hacia adelante o costados para presionar y ganar la posesión.

Lo mejor viene después, cuando la pelota cae en pies de Gündogan, un mediocampista fascinante. Parece que aprendió con Xavi o Iniesta, por su pase perfecto, precisión y talento. Él es el genio creativo que sirve, acompaña y vuelve a recibir para dar continuidad a la acción.

Es la declaración de principios que el técnico Klopp emplea cada partido para optimizar el pase, fomentar el juego asociado, dictar los diferentes tiempos que tiene todo partido y elaborar el juego de ataque.

Bayern Múnich y Borussia Dortmund demuestran que la revolución se mudó a Alemania. No más rodillo, que viva el toque…

La revolución se mudó a Alemania. No más rodillo, que viva el toque.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad