Publicidad

MAGNÍFICOS

La última parada

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

La Uncaf es la última parada antes de arrancar la hexagonal al Mundial y nos vendría bien ganarla. Acuñar la sétima copa regional sería una vitamina para el orgullo. Y si la moral de un equipo se construye a punta de victorias, el beneficio es obvio. Sincerémonos. Fuera de Costa Rica no entramos en los planes de nadie para ir a Brasil 2014. La culpa la tiene esa primera fase irregular, con altibajos, sobresaltos, una pálida producción colectiva y sólo dos o tres individualidades convincentes.

La crítica internacional ya enlistó a sus favoritos. Nos superan México, Estados Unidos, Honduras y Panamá -en ese orden-, avalados por el rendimiento porcentual en su grupo. Ni siquiera pintamos para el repechaje.

Por eso hay que fraguar esa necesaria dosis de confianza en casa y si la Uncaf sirve como un trampolín, genial. Hay que llegar fuertes al debut en Panamá, el próximo 06 de febrero. Jorge Luis Pinto lo tiene claro y llamó a “tres fijos” que pelearán la clasificación: Umaña, “Pipo” González y Saborío.Si les sumamos a Navas, Ruiz, Campbell, Oviedo y Barrantes, inamovibles en su dibujo táctico, del torneo de naciones centroamericano saldrán tres estelares y la mitad de los reservistas que deberán torcer los pronósticos y clasificarnos al Mundial. Por eso la Uncaf es algo serio y un desenlace favorable atizará ese fuego interno para llegar fuertes a las salidas ante Panamá y Estados Unidos.

Para varios futbolistas, lo que comienza hoy es clave. Uno de ellos es Tejeda. El “Profe” lo quiere como volante mixto porque Cubero ya tiene sus credenciales como el “5” puro de la Selección. Poseen estilos diferentes, casi antagónicos. José Miguel es más táctico: recupera y descarga la pelota en la periferia de la acción.

Pero su gran virtud es la intuición para leer el juego. En Herediano más y en la Tricolor un poco menos, intuye cómo continuará la jugada. Si el equipo tiene la iniciativa, buscará el lugar correcto para cuando pierda el balón y blindar la estructura. Y si el equipo recupera, dará los pasos necesarios –no más de tres- para perfilarse, recibir y descargar el pase correcto.

Yeltsin piensa más en profundo. Esa facultad le permite romper la línea rival con sus servicios largos. Y lo complementa con una virtud nada despreciable: casi siempre toma la decisión correcta. Quizá esta combinación de hombres y roles sea la respuesta justa cuando el equipo no le encuentre la medida al partido y luzca tenso y vulnerable.

Otro que llega a la Uncaf en plan de consagración es Pemberton. Patrick logró algo impensado: se ganó el consenso nacional a puro reflejo, ubicación, saque para generar una situación de gol desde su arco y un perfil bajo, enemigo de los flashes y las cámaras de televisión. Tiene lo necesario para confirmarse desde el arco como el líder de una defensa sólida, capaz de perturbar el sueño de Keylor.

La Uncaf puede ser una vitamina para la confianza. No la dilapidemos.

Pagan por un desconocido inofensivo dentro de la cancha

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad